BYD presenta en China al Tang Hybrid: un S6 con 505 cv de potencia

jueves, 29 de enero de 2015



Híbrido con 505 cv y vestimenta de SUV. Así es el BYD Tang Hybrid que ya se puso a la venta en China.
Así como BYD presentara al Qin hace unos años, ahora vuelve a lanzar en el mercado chino un nuevo producto híbrido, en este caso basado en el SUV S6. Se llama Tang y gracias a dos impulsores eléctricos de 150 cv cada uno, y un naftero 2.0 turbo de 205, entrega una potencia total de 505 cv.


Hace algunos días atrás, BYD lanzó en China a la variante híbrida del S6 que conocemos en nuestro mercado (ver lanzamiento). Se comercializará bajo una denominación diferente, Tang. No tiene, obviamente, ningún tipo de vinculación con el jugo de frutas soluble, sino que refiere a una de las dinastías más antiguas de China.

El Tang Hybrid lleva una configuración similar a la que probáramos en su hermano, el Qin (ver contacto), es decir, un producto que se valga de motores eléctricos y uno térmico para llegar a cifras de potencia que asustarían a más de un incauto, así como a los desconfiados de los "autos chinos".


Lleva dos impulsores eléctricos, uno en cada eje, con 150 cv de potencia cada uno, pero que a su vez, se suman a un naftero 2.0, cuatro cilindros, inyección directa y turboalimentación de 205 cv de potencia y 474 Nm de par máximo. Trabajando en conjunto, BYD declara una potencia total de nada más y nada menos que 505 cv. Es uno de los SUVs híbridos y enchufables más potentes del mundo.

Las prestaciones que da la firma no son menos impresionantes que esa. El Tang Hybrid es capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 4,9 segundos mientras que el consumo medio declarado es de 2,0 l/100 km. Para los que busquen un poco más de prestaciones, BYD ofrecerá una serie limitada con pequeños cambios en la gestión electrónica, bajando el 0 a 100 en 4,4 segundos.


El Tang dice estrenar una tecnología híbrida llamada "542", ya que tiene una "aceleración por debajo de 5 segundos" (5), "tracción integral" (4), y apenas dos litros de combustible cada 100 km (2). Ingeniosa sigla. Para diferenciarlo del Tang "normal", la serie limitada Unlimited (algo contradictorio el nombre, lo sé) lleva un kit estético deportivo y llantas de aleación pintadas en color dorado. La transmisión en ambas variantes será una DCT de dos embragues automática secuencial y seis relaciones.

En modo 100% eléctrico puede recorrer hasta 80 km y según dice BYD se puede recargar en cualquier toma doméstica con un mínimo de 220 voltios. Se pueden seleccionar cuatro modos de funcionamiento: eléctrico puro, híbrido, eco y Sport, siendo este último modo en el funcionan los tres motores al mismo tiempo y dando la mágica cifra de 505 cv.


Al igual que en el Qin, BYD dotó al Tang de muchísimo equipamiento de serie, u opción. Entre lo más destacado encontramos los faros LED, sistema de navegación con pantalla táctil de 10,2 pulgadas, instrumentación TFT con pantalla configurable de 12,1 pulgadas, control de estabilidad, ocho airbags, freno de mano eléctrico, climatizador de dos o tres zonas, asientos eléctricos, térmicos y ventilados con memoria, techo solar, llantas de aleación, tapizado en cuero, inserciones en símil madera, sistema de sonido con regulación independiente para las plazas traseras, asientos posteriores térmicos, sistema Hi-Fi, alerta de cambio de carril, control de crucero activo, cámara de retoceso, sensores de estacionamiento, alerta de ángulo muerto, etc.

¿El precio? La versión Limited del Tang vale en origen unos U$S 48.000, mientras que el Unlimited, es decir, la edición especial a 200 unidades, vale el doble del valor "normal", pasando a costar unos U$S 96.000. Viendo que la estrategia de BYD para la gama de híbridos es también ampliarla a los mercados de exportación, si en Uruguay lanzaron el Qin, ¿podríamos ver al Tang en nuestro mercado en el futuro cercano? La "bola de cristal de Autoblog" dice que posiblemente sí.