Pequeño, pero muy ambicioso: Mazda presenta al CX-3

lunes, 24 de noviembre de 2014



Con este muy atractivo diseño, el Mazda CX-3 intentará conquistar al público de los SUVs chicos a nivel mundial.
En el Salón de Los Ángeles 2014, Mazda presentó al CX-3, el SUV más pequeño de su gama que comparte plataforma con el nuevo Mazda2. En principio utilizará los mismos motores del hatchback, y su llegada a Uruguay se produciría a finales del año que viene.

Mazda ha presentado en primicia mundial al nuevo CX-3 en un evento (ver evento) que ha tenido lugar en el marco del Salón del Automóvil de Los Ángeles 2014. 


Este nuevo SUV de tamaño pequeño es el quinto modelo de la nueva generación de modelos de Mazda, caracterizada por incorporar la ya conocida tecnología SKYACTIV y el diseño KODO ("alma del movimiento", en japonés), y dentro de la gama se ubicará por debajo del SUV CX-5, que tendremos en Uruguay en marzo de 2015 (ver nota).

Mide 4.275 mm de largo, 1.765 mm de ancho y 1.550 mm de alto. La distancia entre ejes es bastante generosa para un SUV de segmento B, con unos 2.570 mm. 


El CX-3, cuyo lanzamiento mundial está previsto para la primavera boreal de 2015, está llamado a convertirse en uno de los modelos más importantes de la gama de la firma nipona, ya que este segmento, es decir, el de los SUVs derivados del segmento B son cada vez más populares no solo en Europa o Japón, sino también en regiones como la nuestra.

La llegada de este producto a nuestro país está prevista -aunque no 100% confirmada- para finales del año próximo, seguramente con manufactura mexicana al igual que el Mazda2, que llegará en el segundo semestre (ver nota) y que comparte muchos elementos con el CX-3, como las mecánicas y plataforma, así como también en el habitáculo, que es casi calcado al del Mazda2.


Este nuevo integrante del segmento de los SUVs chicos se ofrecerá en los mercados europeo y japonés, en principio con tres opciones de motores: un 2.0 l. SKYACTIV-G disponible en dos niveles de potencia (supuestamente 120 y 156 cv)  y un nuevo diésel 1.5 l. SKYACTIV-D de bajas emisiones.

También se ofrecerán transmisiones SKYACTIV-MT (manual) y SKYACTIV-Drive (automática secuencial) de seis velocidades y se podrá elegir entre tracción delantera e integral permanente (AWD).


El nuevo modelo SUV de Mazda incorpora los últimos sistemas de seguridad activa i-ACTIVSENSE, así como una estructura de carrocería con las tecnologías de construcción SKYACTIV-Body que buscan aumentar la rigidez con elementos de bajo peso.

A su vez, el Mazda CX-3 ofrecerá un amplio equipamiento de información y entretenimiento gracias al sistema de conectividad MZD Connect, con una pantalla táctil, ya vista en otros productos de la casa de Hiroshima. Otros elementos serán el Head Up Display, llantas de aleación de 18 pulgadas, climatizador automático, tapizados en cuero, etc.


La seguridad correrá con una dotación bastante completa, incluyendo airbags laterales, frontales y de cortina, controles de tracción y estabilidad, alerta de ángulo ciego, frenado autónomo en ciudad, o control de velocidad crucero adaptativo, solo por citar algunos.

Video: Mazda CX-3