¿Dónde se firma para que lo produzcan?: Renault presenta al Clio R.S.16

miércoles, 1 de junio de 2016



El Clio R.S. 16 es la forma que RenaultSport encontró para celebrar su aniversario número 40.
La sección división de Renault está celebrando su 40 aniversario. Por tal motivo, RenaultSport decidió crear un concept car denominado Clio R.S. 16. Toma prestada la mecánica 2.0 turbo de 275 cv del Mégane R.S. Trophy-R y empiecen a rezar para que los franceses lo pongan en producción ya.

Para aprovechar todo el potencial de esta mecánica procedente de Mégane R.S. 275 Trophy-R, el Clio R.S.16 cuenta con unos trenes de rodaje que recurren a soluciones desarrolladas para la competición. Su diseño agresivo, con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup de 19 pulgadas y una carrocería 60 mm más ancha que en un Clio R.S., viene a confirmar su razón de ser: el Clio más rabioso de la historia. Incluso más que el mítico Clio V6 que con su motor 3.0 producía "apenas" 255 cv de potencia.


Este concept comparte nombre (y color) con el monoplaza R.S.16, y además celebra la vuelta de Renault entre los constructores inscritos en Fórmula 1. El pasado viernes 27 de mayo, Kevin Magnussen, piloto del Renault Sport Formula One Team, rodó por primera vez en público con un Clio R.S.16 en el mítico circuito del Gran Premio de Mónaco.

Más allá del tiempo impartido para realizar su tarea, el anteproyecto identificó muy pronto los grandes retos planteados por el pliego de condiciones. Se trataba en primer lugar de posicionar correctamente el motor, la caja de velocidades y el sistema de refrigeración procedentes de Mégane R.S. 275 Trophy-R, un producto bastante más grande en tamaño que el pequeño Clio.


Con esta mecánica imponía revisar las suspensiones del grupo motopropulsor. Para ello, los equipos de ingenieros de RenaultSport dieron muestra de maña al combinar y adaptar piezas de Mégane, Kangoo y Espace. El resultado fue exitoso, y el Clio R.S. 16 ahora monta la mecánica F4R M 874. Presenta una cilindrada de 1.998 cc, turboalimentada y capaz de producir 275 cv de potencia a las 5.500 vueltas además de un par máximo de 360 Nm entre las 3.000 y 5.000 rpm. La transmisión, en tanto, es una manual de seis relaciones.

También había que revisar otro elemento determinante de las prestaciones para satisfacer las necesidades de caudal del motor: el escape. Sin modificar el recorrido de la línea bajo la carrocería, la mayor permeabilidad hizo que los especialistas del motor lograran su objetivo. La acústica tampoco se quedó atrás: tras la pruebas en pista, Clio R.S.16 recibió un silencioso de doble salida Akrapovič, con una sonoridad especialmente trabajada.


Si bien no se trata del aspecto más visible, la electrónica dio también que pensar ya que los sistemas de Mégane R.S. 275 Trophy-R y Clio R.S. no se basan en la misma arquitectura. No obstante, los datos del motor son imprescindibles para el correcto funcionamiento del ABS o del ESP, y a la inversa. Se logró superar este reto integrando un programa puente en el calculador de Mégane R.S. 275 Trophy-R que se encarga del diálogo entre los sistemas de Clio.

La parte trasera se ha modificado poco, aunque se nota el cambio. El difusor, que contribuye a la eficacia aerodinámica, se completa con un alerón sacado de Clio Cup de competición. Gracias al estudio de la dinámica de los fluidos (CFD) y a un trabajo en el túnel de viento, el alerón permite generar 40 kg de apoyo adicional a 200 km/h. El eje posterior, a su vez, fue tomado prestado del Clio R3T de rallyes.


El tratamiento interior privilegia las sensaciones de manejo, con asientos baquet y arneses de seguridad de seis puntos. La eliminación del asiento trasero y del sistema de climatización contribuye a aligerar el peso final. Entre los elementos que condicionan las prestaciones, la cantidad de aire fresco que se aporta al motor desde la parte delantera es primordial.

Para garantizar el correcto funcionamiento del intercambiador aire-aire, heredado de Mégane R.S. 275 Trophy-R, se ha rediseñado la lámina del paragolpes. Esta solución es tan elegante como ingeniosa, ya que no supone ninguna modificación visual importante. El diseño del frontal se completa con un sistema convergente específico. Esta pieza conserva la textura del Kevlar y destaca el carácter de altas prestaciones de Clio R.S.16.

Video: Renault Clio R.S. 16