Mejoras muy sutiles: Volkswagen renueva a la Amarok

viernes, 3 de abril de 2015



La Volkswagen Amarok estrena un nuevo conjunto óptico, además de mejoras de equipamiento para el mercado brasileño.
El mercado brasileño es el primero en recibir a la primera gran renovación de la Volkswagen Amarok. Si bien los cambios son muy sutiles, aparecen nuevas ópticas con la posibilidad de incorporar faros de Xenón y LEDs, además de otras novedades estéticas y tecnológicas.

Si bien la Amarok está producida en Argentina, más precisamente en la planta de General Pacheco, su primer gran cambio se está presentando primero en el mercado más importante de la región, Brasil. Es así que en el correr de 2015 veremos como otros países -incluido el nuestro- recibirán a esta actualización de producto. Veamos cuáles son las novedades.

En primer lugar la versión Highline, tope de linea, ahora podrá llevar como parte de su equipamiento faros bi-Xenón con luces diurnas LED. Entre otras novedades para este nivel de acabado, podemos encontrar elementos como la regulación eléctrica de la altura de los faros, la parrilla delantera en color negro brillante con dos filetes cromados, y opcionalmente, llantas de aleación de 19 pulgadas.


A su vez, la Amarok es la primera pick-up mediana en contar con el sistema cornering light para los faros antinieblas delanteros. Con esta novedad, a velocidades inferiores a 40 km/h, las luces podrán encenderse hacia el lado que estemos doblando. Será de serie en Brasil para los niveles Highline, tope de gama, y Trendline, nivel intermedio.

Ahora también será de serie en el nivel Highline la cámara de retroceso, acompañada por sensores de estacionamiento para el paragolpes tanto delantero como trasero. En el caso de toda la línea 2015 de Amarok, ahora será de serie también el ajuste lumbar para las butacas delanteras. Otra de las novedades que encontramos puertas adentro es la incorporación de la nueva familia de volantes de la marca de Wolfsburgo, que fuera estrenado en el Golf 7 y que lentamente va llegando a toda la gama.


En Brasil, ahora las configuraciones más básicas como son las Trendline, SE y S, contarán de serie con control de estabilidad (ESC), asistente de arranque en pendientes (HSA), control automático de descensos (HDC), y faro antiniebla trasero. Todas las versiones podrán llevar como opción el gancho de remolque removible. En el nivel Highline, ahora cuenta con sensores de lluvia y luz.

El motor más potente sigue siendo un 1.968 cc Bi-TDI, 16 válvulas, inyección directa common rail, que entrega 180 cv de potencia presentes a las 4.000 rpm, y un par máximo de 420 Nm disponibles a las 1.750 vueltas. Se puede acoplar a una transmisión manual de seis relaciones, o a una automática secuencial de ocho. La tracción puede ser simple (trasera) o integral permanente 4MOTION para la versión automática, y con caja reductora electrónica en la manual.


En el mercado vecino, además existe la posibilidad de dotar a la Amarok con una mecánica gasolera menos potente. Se trata de un impulsor 1.968 cc TDI, 16 válvulas, inyección directa common rail, que entrega 140 cv de potencia presentes a las 3.500 rpm, y un par máximo de 340 Nm disponibles a las 1.750 vueltas. Se puede asociar a una transmisión manual de seis marchas, y la tracción puede ser ser simple (trasera) o integral 4MOTION, con opción de caja reductora electrónica.

Por el momento no hay información de cuándo podría llegar esta serie de mejoras al mercado uruguayo. De todas formas es de esperar que se produzcan en el correr de este año, siendo que es un cambio de modelo-año, y no un producto completamente nuevo.