Caja fuerte V8: General Motors nos cuenta más sobre el Cadillac One

viernes, 25 de octubre de 2013



Bajo su apariencia de Cadillac, se esconde un chasis de camión, junto con un impulsor V8 de casi 600 cv
General Motors reveló algunos datos sobre el Cadillac DTS convertido en limusina en el que se pasea el presidente de los Estados Unidos Barack Obama. Pesa casi siete toneladas, y está preparado para recibir ataques de casi-todo tipo. ¿Su debilidad? Los lomos de burro.


Toda labor con alta exposición pública, desde ser presidente hasta ser redactor de Autoblog, exige un vehículo acorde. El Servicio Secreto estadounidense parece haber aprendido que pasear a sus presidentes en descapotables no es una buena opción, por lo que Obama recibió este Cadillac apenas asumió el poder.

Para definirlo mejor, se trata de un auténtico tanque de guerra disfrazado de Cadillac DTS. Del buque insignia de la marca norteamericana conserva tan solo la estética, ya que fue construido sobre un chasis de camión, convenientemente adaptado.


En un principio, el gobierno estadounidense usaba limusinas tradicionales a las que se les incorporaban pesados blindajes que las hacían inmaniobrables y poco confiables. Este DTS -que en realidad son doce iguales- fue desarrollado por General Motors para este fin específico.

Debajo del capot hay un enorme motor diesel de ocho cilindros en V y nada menos que 598 cv, con torque suficiente como para mover un muro. La tracción es trasera, y la velocidad máxima de 100 km/h. Impresionan más las cifras de consumo: necesita 63 litros para recorrer un centenar de kilómetros.

Pesa 6.803 kg, y está pensado para resistir incluso explosiones. La carrocería es de aluminio, acero y titanio, y las puertas tienen un grosor de 20 centímetros. El parabrisas tiene 15 cm de espesor, cifra que se reduce apenas 2 cm para los vidrios laterales.


El tanque de combustible también fue blindado, y cubierto de una espuma que permite soportar ataques. Además, cuenta con su propio sistema de extinción de incendios. En el baúl hay frascos de sangre del presidente -si, lo que leiste-, armas y un sistema de suministro de oxígeno.

Los neumáticos de "The Beast", como es conocido este Cadillac en los Estados Unidos, fueron desarrollados especialmente por Goodyear: son run-flat y cuentan con protección de acero y kevlar para evitar roturas. Ideales para la calles de la Ciudad de la Costa.

Pero toda esa protección, sucumbe frente a una rampa de unos pocos centímetros.

Video: la limusina de Obama atascada en una rampa en Irlanda


Fuente | Autoweek
Autoblog Uruguay - autoblog.com.uy . | Equipo | Versión para móviles | Escribinos | Volver arriba