Prueba: Peugeot 5008 1.6 16v THP (Parte 1)

lunes, 23 de mayo de 2011



Evaluamos al recién llegado monovolumen mediano de la marca del león, el 5008. Diseño atractivo, confort y un excelente comportamiento dinámico, dan como resultado un vehículo que puede atraer a familias numerosas, sin por ello resignar buenas prestaciones. El test, después del salto.

Estamos ante el primer monovolumen de Peugeot. Al ser una arquitectura inédita, es la segunda vez que vemos el cero desdoblado, al menos en Uruguay. Recordemos que ya hay otro modelo con el doble cero, el crossover 3008, que probáramos hace unos meses. Retornando al 5008, aunque este nombre no sea muy conocido por nuestras tierras, es el primer monovolumen compacto de Peugeot.

Hace unos años, la marca del león había renegado de este segmento, creando la 307 SW, que no era otra cosa que una break con asientos individuales y un generoso techo panorámico. Luego, con la llegada del 308 se replanteó eso y se bifurcaron los caminos. Para el que quiera una break, está la 308 SW, que conserva las características del modelo precedente. Algo un poco más espacioso que una break: el 3008. Pero si realmente se busca espacio y modularidad interior, ahí es donde entra el 5008. Un monovolumen neto. Siete plazas que se pueden combinar entre espacio para pasajeros o carga, como fue novedad en su momento con la Chevrolet Zafira, hoy ya en el ocaso de su vida comercial en el Mercosur.

Hoy la oferta en nuestro mercado de monovolúmenes compactos (Multi Purpose Vehicles) es muy reducida, quedando sólo en pie tres modelos “puros”: este 5008, su hermano, el Citroën Grand C4 Picasso y el mencionado Zafira. Luego existen otras carrocerías tipo crossover, como el Dodge Journey, pero ya dejando de lado ese diseño característico de los monovolúmenes. Cabe destacar que el 5008 ganó el premio a mejor monovolumen en Inglaterra otorgado por la revista What car? En 2010.

DISEÑO (4/5)
Es un auto que no pasa desapercibido en la calle. Ya sea por sus formas musculosas o por su tamaño. A diferencia del 3008 que por sus líneas parece más grande, el 5008 disimula su tamaño. En las fotos se lo ve más grande de lo que en realidad es. Si se lo ve de frente, pierde esa característica bocaza de los últimos Peugeot, apuntando a un diseño más armonioso.

Personalmente el 3008 me gustaba más, hasta que vi en persona el 5008. Creo que es un diseño más logrado aún. En los extremos del frontal, están los rasgados y felinos faros del 5008, que carecen de xenón, al igual que su hermano menor. Si bien ofrecen un excelente poder lumínico, por el precio del auto se podrían ofrecer, al menos en opción, con Xenón o al menos halógenos direccionales. En la trompa tenemos una parrilla pequeña, con una barra cromada horizontal, y por debajo de esta hay una generosa entrada de aire con tres listones cromados horizontales. Por encima está el lugar para ubicar la patente. No existe un protector contra pequeños toques de estacionamiento, tan comunes en las ciudades. Todo el paragolpes está pintado color carrocería.


En los extremos inferiores, se encuentran los antiniebla delanteros enmarcados en más elementos cromados y adornados por las tres barras cromadas de la entrada de aire inferior. La trompa es muy baja en conjunción con un parabrisas enorme y lanzado, haga que siempre tengamos que estar calculando a ojímetro el final de la misma. Un sensor de estacionamiento no le vendría nada mal. Al igual que en el 3008, el tamaño de las escobillas limpiaparabrisas, son del mismo ancho que todo el vidrio y barren asimétricamente. El capó es chico y muy liviano, ya que está realizado en aluminio. No por ser un monovolumen deja de ser aerodinámico. Tiene un Cx de 0,29.

Lateralmente el 5008 tiene un diseño robusto, predominando una línea de cintura alta que se destaca con un listón cromado en la parte inferior de las ventanillas, que remata en los faros traseros envolventes. El bisel cromado sigue la línea de los faros delanteros, que se apoderan del largo del capó. Luego, manijas, baguetas y espejos retrovisores, están pintados en color carrocería. Al cerrar el vehículo estos últimos se pliegan eléctricamente. El parabrisas es el mismo del 3008. Enorme, deja entrar cada rayo de luz en sus 1,70 m2. Desafortunadamente, el techo panorámico no se ofrece en nuestro mercado ni como opcional, algo que si ofrece de serie el 3008 y por U$S 1.800 más el Grand C4 Picasso. De tenerlo, la superficie vidriada del 5008 sería de 5,77 m2. Ideal para que los pasajeros de la segunda y tercera fila disfruten del cielo.


Las llantas de aleación de cinco brazos dobles, algo deportivas, eran 17 pulgadas denominadas Quark y estaban calzadas sobre neumáticos Michelin Primacy HP de procedencia alemana, en medida 215/50 R17. La tenida con estos neumáticos es excelente y sólo son algo ruidosos en algunos caminos con el asfalto áspero. Su comportamiento es sobresaliente, sobre todo en curvas, donde el neumático hace que el 5008 viaje firme ante curvas exigidas, y nos haga olvidar de su naturaleza de monovolumen. La respuesta está en la asistencia del Dynamic Rolling Control, también presente en el 3008 y del cual hablaremos detalladamente en el apartado del comportamiento dinámico. La apertura del depósito de combustible trabaja con la llave y además con el cierre centralizado del auto. Igual, cuando vaya a repostar, deberá entregarle la llave al pistero.

En la parte trasera tenemos una luneta generosa y que mantiene la altura de la superficie vidriada de los laterales. En el 5008 tanto la luneta como las ventanillas traseras vienen oscurecidas de fábrica. En el centro inferior de la luneta está la escobilla del limpia lava luneta, y por debajo encontramos en gran destaque el león. En los extremos del portón están el nombre y apellido del auto: Peugeot 5008.


A los extremos de la parte trasera nos encontramos con los faros de generoso tamaño y diseño envolvente que albergan las luces de posición, freno y guiños. Todos visibles con líneas de LEDs, claramente visibles desde lejos y que además le aportan un toque de modernidad al modelo. En la parte baja del paragolpes están el anti nieblas trasero y la luz de reversa, estos con lamparita, no con LED. En el centro del portón encontramos el portapatentes coronado por un aplique que oficia de manija para abrirlo. El 5008 no ofrece sensores de estacionamiento trasero, algo que en el 3008 si está como equipo de serie y que en este caso se hace más que necesario, dadas las dimensiones del vehículo.

INTERIOR (5/5)
La apertura se realiza con la llave del tipo sevillana, de atractivo diseño, y que presenta dos botones. Uno para cerrar y otro para abrir. Además hay posibilidad de cerrar (no de abrir) los vidrios o de plegar los espejos desde el comando. El ingreso a la posición de manejo es fácil, gracias a una puerta enorme y un techo alto. En el panel de la puerta del conductor encontramos los comandos para los espejos eléctricos así como de los levantavidrios eléctricos. Las cuatro ventanillas ofrecen sistema de un toque. Sentados ya al volante, la posición de manejo, algo elevada, se encuentra fácilmente gracias a las regulaciones en altura y profundidad de la columna de dirección así como las clásicas regulaciones de butaca. La del conductor ofrece regulación lumbar, la del acompañante no. El tablero de instrumentos ofrece buena lectura con cuatro instrumentos de aguja acompañados por un display digital. En analógicos más grandes encontramos al velocímetro y al tacómetro con el corte a las 5.800 vueltas. En dos más pequeños están los medidores de temperatura del agua del motor y de la cantidad de combustible en el tanque. En el display digital se encuentran las funciones del cruise control y en odómetro total/parcial. Cuando circulamos, el display indica cuál cambio de marcha sería el ideal a la velocidad que circulamos, con el fin de ahorrar combustible. El volante está revestido en cuero y alberga el airbag del conductor. Es exactamente el mismo que usa el Peugeot 308, o incluso el veterano 307. Por detrás del mismo están los comandos de luces, limpiaparabrisas y limpia lava luneta. Como es costumbre en Peugeot, los comandos de la radio y del cruise control o del limitador de velocidad van por detrás de la columna de dirección. A la izquierda del panel hay una salida de aire acondicionado, la regulación manual de luces y la conexión/desconexión del ESP.


La pedalera está realizada en goma y se destaca el acelerador con doble recorrido. Cuando se apaga el auto, el pedal del embrague cede automáticamente, por la presencia del freno de estacionamiento eléctrico, un elemento en común con el 3008. Ya hablamos del mismo en el test del crossover, pero vale la pena recordar el funcionamiento: al acelerar, el freno de mano se desconecta automáticamente y al parar el motor, el freno se acciona igualmente por sí solo. También se lo puede accionar con la mano, pero el sistema al acelerar, incluso en punto muerto libera el freno. Es por ello que para desbloquearlo incluso manualmente es necesario mantener pisado el pedal de freno. Por debajo del volante hay una pequeña guantera para guardar, por ejemplo el manual del auto. Algo que no nos sucedió con el 3008, a pesar de compartir el parabrisas, fue que el panel de plásticos inyectados se reflejaba demasiado en el parabrisas generando molestias al conducir, especialmente cuando se acercaba el atardecer.

En la consola central con un diseño lanzado hacia el parabrisas, encontramos un aplique gris oscuro, similar a los del tipo “Piano black”. En el centro de la consola están las dos salidas principales del aire acondicionado, un pequeño portaobjetos para guardar teléfonos celulares, por ejemplo. A los lados del mismo están los comandos del bloqueo central, que trabaja automáticamente y el comando de la baliza.

En el medio de la consola, está el mismo display digital visto en otros modelos de PSA, donde se visualiza las funciones de la radio y de la computadora de abordo (con información acerca de la telefonía con Bluetooth, y muchas funciones para medir los consumos, incluso el instantáneo en tiempo real). Por debajo de la pantalla está la típica radio Peugeot-Citroën, con lector de MP3, CD y conexión auxiliar. En la parte baja de la consola están los comandos del climatizador bi-zona seguido por el comando de caja sobre elevado, como en todo un monovolumen. Por detrás del mando de transmisión está el freno de estacionamiento automático. Por detrás del mismo hay una gaveta portaobjetos refrigerada que para que se hagan la idea de la profundidad se puede meter el brazo hasta el codo. Además dentro de este compartimiento, están las fichas para conexiones auxiliares de audio o USB. La guantera, tiene luz y refrigeración. Tiene más profundidad que ancho. Dentro de la misma está la desconexión del airbag del pasajero.


En el techo hay un indicador de los cinturones desabrochados para las siete plazas y espejo doble. El general con anti encandilamiento automático y por encima de este otro, más pequeño para vigilar a los infantes o los adolescentes traviesos.

La calidad de terminación y de materiales es de primer nivel. Muy buenos encastres y calidad en los detalles. El tapizado textil tampoco desentona con un tacto muy agradable. Por ahí se le podría pedir un guarnecido en cuero, pero creemos que la tela cumple con creces. Las butacas ofrecen una sujeción lateral justa, tanto para el torso, como para las piernas. Están pensadas para hacer muchos kilómetros sin cansar al conductor o al acompañante, y además también relajan bastante la espalda.

Es que la posición del conductor en el 5008 está diseñada para que esos padres de familias numerosas manejen cómodamente, a pesar de tener que llevar cinco o dos infantes endiablados en la parte trasera. Quedaba en el tintero hablar de los apoyabrazos delanteros individuales y regulables en altura. Muy confortables y que si llegaran a molestar, se pueden reclinar contra la butaca. Una solución mejor resuelta que en su hermano menor. En el techo hay tres plafones de luz. Uno para cada fila de asientos. Muy bueno. Como curiosidad y ya yendo a las plazas traseras, cabe destacar un pequeño detalle de calidad. El cinturón inercial central de la segunda fila se guarda en el techo y tiene una superficie imantada, que deja la hebilla pegada al techo, así nadie se la estampa en la frente al pasar a la tercera fila.


Atrás es donde el 5008 se gana los cinco puntos. La modularidad, es la característica diferencial del 5008 por sobre el 3008. Las tres plazas de la segunda fila son muy cómodas a lo ancho y a lo alto. Son tres butacas independientes, con sus correspondientes apoyacabezas, cinturones inerciales de tres puntos, y fijaciones ISOFIX y TopTether, es decir, los anclajes traseros. Las varias configuraciones de las mimas, pueden ser el entretenimiento de una tarde de sábado. Se corren longitudinalmente, se elevan los cojines por si los niños no llegan a ver por la ventana, y se reclinan los respaldos para dormirse una siestita. El central sólo se mueve sobre unos robustos rieles. Los laterales se pliegan mediante una sencilla palanca al estilo tres puertas, para permitir el ingreso a la tercera fila. En los respaldos de los asietos delanteros hay dos mesitas plegables para que los más pequeños puedan ir comiendo algo (sin tirar las migas, por favor) o usando sus juguetes.

Hasta tres adultos podrán viajar sin problemas en las tres plazas del medio, producto de un piso plano y un techo que no cae. Además está tenemos la presencia de salidas de aire acondicionado con dos forzadores independientes, uno para cada lado del auto, totalizando un sistema de aire acondicionado cuadri zona. Bi zona automático adelante y dos traseros manuales. Además en el piso de la segunda fila hay dos portaobjetos ocultos, para que los niños lleven sus juguetes, y en las puertas hay cortinillas parasol integradas. Lo mismo sucede con las ventanillas en la tercera fila.


Ya que hablamos de la misma, cabe destacar lo siguiente: están pensadas para niños. De todas formas, adultos de hasta un metro ochenta viajan bien en un trayecto corto. La posición en la que viaja un adulto recuerda al sector trasero de una pick up de los noventa. La altura de la cabeza al techo es la justa, porque acá sí, el techo cae un poco. Ya sean niños o personas por debajo del 1,80 m viajarán sin problemas y muy seguros. Si bien no hay ISOFIX en estas plazas, si hay dos cinturones inerciales de tres puntos y airbags de cortina.

El espacio del baúl es gigante y además modulable. Con las siete plazas con gente, la capacidad de carga no está declarada por Peugeot. La cifra sería irrisoria. Apenas entran dos mochilas medianas, un bolso de mano y alguna campera encima. Si no precisamos los dos asientos de la tercera fila, mediante una maniobra muy sencilla, apenas tirando de una cinta roja, los mismos se esconden en el piso, dejando una superficie plana. Con la segunda plaza ocupada la capacidad de baúl es de 823 litros hasta la bandeja cubre equipaje. Si la retiramos, hasta el techo hay 1.247 litros. Si con eso aún no basta, se pueden plegar, una, dos o las tres butacas de la segunda fila con el mismo sistema que las dos de la tercera. En esa configuración el 5008 ofrece 1.769 litros. Si lo medimos hasta el techo, ya por si está planeando una mudanza, hay 2.506 litros. Y si por las dudas necesita más espacio, la butaca del acompañante se pliega para ingresar tablas de surf o cañas de pesca enteras. Desde el umbral del baúl hasta la guantera hay 2,759 m.


Además la luz de baúl trabaja como una linterna, pudiéndola extraer para buscar objetos en la noche. Todo es perfecto en el baúl del 5008, pero tiene un precio. El auxilio no sólo es temporal, de otra medida () sino que además va por fuera del habitáculo. Es entendible que con los dos asientos traseros haya que sacar a la rueda del interior del auto, pero por lo menos podría ser un neumático normal y no uno temporal.

MOTOR (5/5)
El motor ya es un viejo conocido de AutoblogUY. Probado en el DS3, el Countryman y el 3008, el EP6CDT, fruto de la colaboración entre PSA Peugeot-Citroën y BMW Group es por lejos el mejor mil seiscientos del mercado nacional. Tiene una cilindrada de 1.598 cc doble árbol de levas a la cabeza, turbo twin-scroll de alta presión (THP) y una potencia máxima de 156 cv a 5.800 rpm. El torque máximo es de 240 Nm que gracias a la presencia temprana del turbo se manifiestan apenas a las 1.400 rpm. De andar muy silencioso por debajo de las 2.000 vueltas, y una respuesta ejemplar en ruta. Hacer sobrepasos con este conjunto de motor y caja (de sexta) es un trámite. Siempre hay potencia disponible, gracias al torque plano presente desde las 1.400 vueltas y con una entrega pareja hasta la zona roja del tacómetro y se puede circular plácidamente a 100 km/h a apenas 1.800 rpm. Incluso, con este torque se puede doblar en ciudad en tercera, sin pasar papelones con la familia. Cumple con la normativa anti polución Euro V.


A pesar de que estamos hablando de un motor de más de 150 cv, no deja de ser un motor económico. Según cifras de Peugeot el consumo está en el orden de los 9,9 litros cada 100 km en régimen urbano, 5,8 en ruta y 7,3 en el mixto. La velocidad final declarada es de 195 km/h según la ficha técnica. Sin olvidarse que estamos ante un vehículo de uso familiar, sorprenden las cifras de aceleración, y más aún cuando vemos que pesa 1.535 kg. El 5008 hace el cero a cien con partida detenida en 9,6 segundos y los 1.000 m los cubre en 30,8s. Unos valores que pondrían en vereda a varios sedanes familiares.

Cada vez que nos tocó probar este 1.6 THP dijimos lo mismo. Es el claro ejemplo del downsizing. Poca cilindrada, motores multi valvulares con apertura variable, un turbo que asiste en cada demanda del conductor y una entrega de potencia pareja a cualquier régimen. Es un motor rutero por excelencia, para viajar relajado, y un ejemplo cabal de que no siempre el consumo tiene que castigar a la performance.

Galería Peugeot 5008 1.6 16v THP

Prueba interior Peugeot 5008 1.6 16v THP

Prueba: Peugeot 5008 1.6 16v THP (Parte 2)

12 comentarios :

  1. Al igual que su hermana menor la 3008 esta tiene un diseño moderno. Comparada con su prima-hermana la Citroën Grand C4 Picasso, pareciera (al menos en la imagen) que la 5008 no tiene un aire tan monovolumen como la Picasso o una Espace de Renault. Analizando la altura la 5008 es más baja (5008: 1.644mm y Gran Picasso: 1680mm) por eso la diferencia mencionada.
    En el interior por el tipo de vehiculo que es debería traer una pantalla tipo GPS (no digo que traiga GPS directamente, sino al menos una pantalla más moderna y en colores). Algo que ya lo había comentado alguien en la 3008, pero en esta que es más grande (y cara) si lo veo como un faltante. Quizás es opcional…habrá que esperar la segunda parte de la prueba.
    PD: Según uno de los “ blogs amigos” parecía que se terminaba el mundo el sábado, pero estoy comentando así que supongo que no se termino…

    ResponderEliminar
  2. @Javieruru No, no, uno de los blogs amigos (Está Acoplando) comentaba sobre Family Radio, que eran los que anunciaban el fin del mundo, pero no anunciaba el fin del mundo :P

    ResponderEliminar
  3. @Alexisbueno eso...comentaban la noticia, aclarando. Menos mal que le erraron y no se termino, sino quedaba sin publicarse esta completa prueba de la Peugeot jeje.

    ResponderEliminar
  4. No estaria bueno un comparativo entre 5008 y C4 Grand Picasso?
    Si bien son de la familia ,el concepto de la mitad del vehiculo para adelante es totalmente distinto.
    Me gusta mucho mas la Citroen con una vision a mi entender mas moderna , detalles como el parabrisas gigante , el volante multifuncion creo que son la mezcla perfecta para lo que se busca en este tipo de vehiculos.
    La contra de las C4 Picasso que hoy llegan es el motor 2 litros de 140 cv ,que si bien esta recontra probado, resulta un poco aburrido desfasado con el aspecto moderno del conjunto.
    le mando un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  5. Veo displays electrónicos de 308 por todos lados. ALARMA! ya hablamos de electrónica. La dejo por ahí.
    No solo hay que darle la llave al pistero como dice usted redactor sino que como en todo peugeot te vas a tener que bajar a operar la apertura del tanque y el cierre poruqe el 30% de los pisteros aún parece no saber que solo con girar la llave y tirar el tapón se sale y no es necesario girar el tapón. Tienden a hacer fuerza hasta romperlo. Típico!. Veo que ninguno de estos PSA tiene asientos delanteros giratorios. El Renault Espace si los tiene y los supe disfrutar armando un pequeño living con mesita central y tomarme un bayley's con amigos. Creo que en un monovolumen mas lúdico y de alta gama, que utilitario, sería importante (para utilitarios tenemos bastantes chinos). Respecto a las diferencias grandpicasso vs 5008 , el perfil de peugeot lo veo mas rutero y el de picasso me parece mas urbano. El picasso es mas alto y los refuerzos asi como el vidrio del techo laminado panorámico que es bastante grueso, pesan kgs extra en el techo elevando el centro de gravedad y lo dejan mas cabezon con seguridad en curvas.
    Será peugeot la primera en ofrecernos un gran monovolumen 7p con ciertas aptitudes fuera de camino emulando las que dispone 3008??
    A propósito, para mi un monovolumen es lo mas parecido a un yate con ruedas. Así que lo prefiero blanco, como los yachts.

    ResponderEliminar
  6. En modularidad prefiero el 807. Puede tener hasta 8 plazas, y tiene mayores convinaciones, por ejemplo las butacas delanteras se pueden girar 360°, tiene porton lateral electrico, techo solar triple, etc.
    Este 5008 esta un escalon mas abajo que el 807, y seguramente es asi porque la demanda de modelos como 807, c8, etc esta cada vez disminuyendo mas.

    ResponderEliminar
  7. De Alberto Piqueras el Anónimo por lo ya comentado en la carrera de F1, veo que los comentarios de los amigos cada vez tienen más contenido y profundidad, lo cual mucho me alegra, ojala todos sigamos emitándolos.
    En cuanto al Redactor, JEFE RODRIGO, con mayúsculas como se lo merece, nos hace más que un informe excelente, con ganas lo llamaría una especie de Resonancia Magnética, superando ampliamente las Ecografías y las Tomografías, realmente muy bueno, a tal punto que me olvidé de la Peugeot y me quedo con la técnica de su detalladísimo informe, me hace recordar una anécdota de Felipe González, cuando le preguntaron sobre el discurso de Julio M. Sanguinetti cuando asumió en el 85; Felipe le contestó al periodista: Qué discurso?, eso fue una Pieza Oratoria amigo. Quiero aclarar que soy agnóstico religioso y político, pero creo que viene al caso, por consiguiente dejaré los comentarios para cuando esté más centrado en los informes de los autos, aún cuando parezca una contradicción. Fuerte abrazo a todos los amigos del Blog y en especial un 10 para el Jefe. Alberto Piqueras

    ResponderEliminar
  8. 1535 kg es liviano dentro de todo. Supongo que anda ahi cerca de la Journey 170 cv. Pero el consumo en la peugeot es menor. Creo que ahi está la clave en la elección: Estética agresiva DODGE VS bajo consumo Peugeot. Corazón y emoción VS razon. La journey rojo corazon, la peugeot gris materiagris. Extraño ese diseño frontal parece una regresión genética del lion rampant.

    ResponderEliminar
  9. @AnónimoAlberto, mil gracias por los elogios. Que disfrutes de estos días en el trópico con Autoblog en la computadora, cuando se ponga feo el paisaje, jeje..

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. es como una Grand 3008 sin techo panorámico. PICA! el jefe de redacción y director periodista reflejado en el retrovisor y en los relojes jes jes jes jes :DDD

    Control de crucero sin caja automática: PROBLEM. pide caja automática este peugeot y este motor.
    La caja de 6 del 3008. pide.
    La rueda galleta mejor que sea galleta asi no te la roban o si te la roban te calentas menos. al estar asi porafuera. Si es una rueda normal enseguida cunde entre la chorrada y se torna blanco generalizado. Pero si ven que es rueda galleta ni le dan bola. Es como las radios. Las radios integradas no las roban mas porque no se las venden ni a caperucita.

    ResponderEliminar
  11. @miniEs para que vean que acá escribimos, sacamos fotos, filmamos y manejamos también. Equipo multitareas, jeje...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Me encantaria tener uno de estos tuve el 406 y 407, ahora una Captiva, tuve que cambiar de marca por que la Peugeot no tenia modelo con tres corridas que no fueran Station 307, 308 o el atiguo 405, ese ni llorando, aún no le he podido ver en persona, si es grande como el Captiva, creo que haré el esfuerzo y lo cambiaré por un 5008.

    Si alguien tiene comentarios al respecto del cambio, se los agredeceré.

    ResponderEliminar

------------------------------------------
Aviso: Los comentarios no relacionados con los temas tratados en los artículos y/o agresivos, así como links a webs externas o datos personales, serán borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la cancelación de su cuenta de comentarista.

Autoblog Uruguay pone en conocimiento de sus lectores que no se hace responsable penal o civilmente, por las opiniones que viertan personas ajenas al sitio. A su vez, se reserva el derecho de la eliminación de comentarios que se consideren inapropiados.

Por consultas, correcciones, sugerencias y otros temas ajenos a los artículos: rodrigo@autoblog.com.uy
------------------------------------------