Más que una letra de diferencia: Renault presenta al Kaptur

domingo, 3 de abril de 2016



Sí, con "k". Así luce el Renault Kaptur, el nuevo crossover del rombo para los mercados de Europa Occidental.
Lo que ven en el título no es un error ortográfico ni un chiste gramatical. Renault presentó esta semana a su crossover para mercados emergentes llamado Kaptur. Comparte muchos elementos con el Captur, aunque se diferencia de aquel por tener tracción doble y mayores dimensiones.

Imaginemos por un momento este diálogo en un concesionario Renault entre un vendedor y un cliente:

- Hola, ¿en qué puedo ayudarle?
- Estoy interesado en el Kaptur.
- ¿Captur o Kaptur? ¿Con "c" o con "k"?

Más allá de que esto puede sonar ridículo, por el momento seguirá siendo hipotético. Renault decidió que a partir de ahora contará con dos crossovers de segmento B que fonéticamente suenan iguales, pero en tamaño, capacidades, y nombre lucen diferentes. Y además se venderán en regiones distintas también. Tal y como lo hiciera Chevrolet con sus productos eléctricos, los Bolt EV (100 eléctrico) y Volt (eléctrico de rango extendido).


De ahora en más por un lado estará el Captur, que conocemos también en nuestro mercado desde febrero y cuya producción se lleva a cabo en Europa (ver lanzamiento), mientras que el otro será el Kaptur, que se fabricará exclusivamente para "mercados emergentes" (un eufemismo que a la gente de marketing le encanta usar) y que esta semana fue presentado en uno de ellos, Rusia.

Dejando de lado las bromas o confusiones que se pueden hacerse con los nombres, la similitud es adrede. Como verán en las imágenes, los Captur y Kaptur son muy parecidos a nivel de diseño tanto por fuera como por dentro. La mayor diferencia está en las dimensiones.


Irán entre paréntesis las medidas del Captur para que tengan una referencia. Es así que el Kaptur mide 4,333 mm (4.122) de largo, 1,813 mm (1.778) de ancho, y 1,613 mm (1.566) de alto. La distancia entre ejes también crece hasta los 2.764 milímetros (2.606 en el Captur).

Pasada la ensalada de números, vayamos con otra de las diferencias. Mientras el Captur es siempre tracción delantera (en Europa ofrece un selector de modos de manejo con un sistema tipo Grip Control de PSA), el Kaptur adopta el sistema 4WD que lleva en nuestra región el Duster (ver lanzamiento). A su vez, las capacidades para salir del camino avalan que puede ir un poco más lejos que el Captur.



Renault declara 20º de ángulo de ataque y 31º de salida, mientras que el despeje es de 204 milímetros. Para que se hagan una idea de la distancia al suelo, un Duster como el que se vende en Uruguay está apenas un milímetro por encima de esa cifra. 

El baúl también es otra de las cotas que crece en el Kaptur frente al Captur (me sigue sonando raro decirlo). Mientras el europeo permite cargar hasta 309 litros de capacidad, el crossover emergente aumenta ese número hasta los 387 litros.


En materia de equipamiento los Kaptur podrán contar con luces diurnas LED, carrocería a dos tonos (hasta 19 combinaciones existen), climatizador automático, sistema multimedia Media Nav Evolution con navegador y pantalla táctil de siete pulgadas, llantas de aleación de 16 o 17 pulgadas dependiendo de la versión, así como también llave manos libres, sensores de estacionamiento, lluvia y luz, entre otros. Poniendo énfasis en los climas duros de las zonas donde se comercializará, entre los ítems de equipo más destacados están el parabrisas calefaccionado y el encendido a distancia.

Pese a su similitud con el Captur, el Kaptur fue desarrollado utilizando muchos de los componentes estructurales de la Duster, y es por eso que se explica el aumento de su tamaño y habitabilidad frente al crossover producido en España. Por el momento no se han divulgado qué mecánicas utilizará en los mercados de Rusia y Europa Occidental, pero por las imágenes se puede visualizar que habrá transmisiones manuales de seis relaciones. Se comenzará a producir en Moscú, Rusia a mediados de año.

Video: Renault Kaptur