Salón de Frankfurt 2019: Land Rover Defender

viernes, 13 de septiembre de 2019



La segunda generación del Land Rover Defender se estrenó en el Salón de Frankfurt 2019 esta semana.
Aunque ya pudimos verlo en persona, ahora llegó la hora de conocer un poco más a fondo a uno de los lanzamientos más importantes del Salón de Frankfurt 2019. Se trata del nuevo Land Rover Defender, el primer gran cambio generacional desde el año 1983. Y llegará a Uruguay en 2020.

L663, además de ser un código alfanumérico, también es la forma de identificar a la segunda generación del Land Rover Defender. Se presentó esta semana en el Salón de Frankfurt 2019 y Autoblog fue el primer medio uruguayo en verlo en persona (ver nota) previo a su llegada a nuestro mercado en algún momento del año próximo. Por eso, y porque fue uno de los lanzamientos más esperados de la muestra alemana, es que vamos a conocerlo un poco más al detalle.


Utiliza por primera vez un chasis autoportante, como cualquier otro SUV, abandonando el esquema de largueros del modelo original. Al igual que su antecesor, tendrá dos largos de carrocería, uno corto (90) y otro largo (110), al que más adelante se le sumará uno aún más extendido, el 130. Estrena una plataforma propia, denominada D7x, (la "x" es un guiño a "extremo") que se basa en las construcciones monocasco de aluminio ligero para crear la carrocería más rígida de Land Rover fabricada hasta el momento. Es tres veces más rígida que los diseños tradicionales de carrocería sobre bastidor, sirve como base para la suspensión neumática o helicoidal totalmente independiente, y posibilita la incorporación de los motores electrificados más novedosos.

La nueva arquitectura de la carrocería ofrece una altura al suelo de 291 mm, por lo que la versión 110 puede presumir de unos ángulos de ataque, ventral y salida de 38, 28 y 40 grados (cotas off-road), respectivamente. La profundidad de vadeo máxima de 900 mm en todos los Defender se combina con el nuevo programa Wade del sistema Terrain Response 2, ya clásico de todos los Land Rover y Range Rover actuales. A estos modos de conducción, hay que sumarle la tecnología ClearSight Ground View de Land Rover ayuda a los conductores a aprovechar al máximo la todopoderosa capacidad del Defender al mostrar en la pantalla táctil central la zona que suele estar oculta por el capot, directamente delante de las ruedas delanteras.


En términos de dimensiones, el Defender 90 mide 4.323 mm de largo (4.583 con el neumático de auxilio), 1.974 con suspensión helicoidal (1.969 mm de alto con suspensión neumática), 1.996 mm de ancho y una batalla de 2.587 mm. El baúl ofrece 397 litros de capacidad mínima, que pueden ser ampliados hasta los 1.563 litros rebatiendo los respaldos traseros. En el caso de los 110, el largo pasa a ser de 4.758 mm (5.018 mm con el auxilio) y 3.022 de distancia entre ejes, conservando las otras cotas respecto al 90. 

El baúl en las versiones para siete plazas en su expresión mínima tiene 231 litros, que pasan a 916 con cinco plazas en uso o 2.233 con apenas dos. En las variantes con cinco o seis plazas, el volumen mínimo es de 1.075 l y el máximo de 2.380 l. El depósito de combustible aloja 88,5 litros en las versiones nafteras y 88,3 en las gasoleras. La altura al suelo es de 291 mm o 216 mm, máxima y mínima con suspensión neumática, mientras que cuando es helicoidal, es de 226 mm. Las cotas off-road son las mismas de la versión 110, menos la de ventral, que en el 90 es de 31º.


Como ya dije, el nuevo Defender estará disponible en los diseños de carrocería 90 y 110. La versión 90 contará con cinco o seis plazas (opcional) y la versión 110 ofrecerá la opción de cinco, seis o 5+2 asientos. La gama incluye los modelos Defender, First Edition y los Defender X de alta gama, así como la versión Commercial o los niveles S, SE y HSE. Los clientes podrán personalizar sus vehículos como nunca antes gracias a cuatro paquetes de accesorios. Los paquetes Explorer, Adventure, Country y Urban confieren al Defender un carácter especial por su meditada selección de mejoras. El exclusivo modelo First Edition ofrece especificaciones exclusivas y estará disponible durante el primer año de producción.

Los clientes podrán montar un film protector satinado mate para alargar la vida de la pintura exterior aún más. La capa sostenible, totalmente reciclable y sin disolventes ayuda a evitar contratiempos: desde arañazos al aparcar hasta rozaduras de arbustos. Estará disponible como opción de fábrica para los colores Indus Silver, Gondwana Stone y Pangea Green y ayudará a conseguir un acabado moderno y exclusivo al tiempo que protege la pintura del nuevo Defender. En términos de tecnologías, hay asistencias a la seguridad como frenado autónomo, alerta de cambio de carril involuntario, control de velocidad crucero adaptativo, o faros delanteros matrix LED adaptativos, mientras que en términos de conectividad, estrena el sistema de infoentretenimiento Pivi Pro de Land Rover con tecnología por software inalámbrico (SOTA) que puede recibir actualizaciones remotas.


Además de los paquetes de accesorios, el nuevo Defender ofrece el mayor número de piezas configurables individuales de un Land Rover hasta la fecha, como un cabrestante eléctrico con control remoto, carpa de techo, toldos inflables resistentes al agua o sistemas más convencionales de barra de remolque y soportes de techo. Sumados, todos los posibles accesorios, totalizan 170 piezas individuales. En relación a los neumáticos y llantas, habrá cuatro medidas disponibles: 255/70 R18, 255/65 R19, 255/60 R20 y 275/45 R22.

La selección de motores nafta y diésel del nuevo Defender, se ampliará en 2020 con la incorporación de una versión con motor eléctrico híbrido enchufable (PHEV). En el momento del lanzamiento, la gama de motores nafteros incluye un motor de cuatro cilindros P300 y un P400 de seis cilindros con la eficiente tecnología eléctrica mild hybrid. Como alternativa, los clientes pueden elegir entre un par de motores diésel de cuatro cilindros (el D200 y el potente D240).


Centrándonos en los nafteros, que serían lo que tienen chances de llegar a Uruguay, el P300 utiliza el motor 2.0 Si4, perteneciente a la familia de motores Ingenium de Jaguar-Land Rover. Es un cuatro cilindros con 1.998 cc de cilindrada, 16 válvulas, inyección directa, turbocompresor twin-scroll (turbo de doble entrada), distribución variable doble (admisión y escape) e intercooler.

Produce 300 cv de potencia a las 5.500 rpm y un par máximo de 400 Nm entre las 1.500 y 4.500 vueltas. El P400, por su parte, es un seis cilindros en línea con tecnología de micro-hibridación de 48V. Con 2.996 cc de cilindrada, 24 válvulas, inyección directa, turbocompresor twin-scroll (turbo de doble entrada), distribución variable doble (admisión y escape) e intercooler. Produce 400 cv de potencia a las 5.500 rpm y un par máximo de 550 Nm entre las 2.000 y 5.000 vueltas.


En los dos casos van asociados a una transmisión automática secuencial con convertidor de par y nueve relaciones de origen ZF (ZF 9HP488) y la tracción es integral AWD Active Driveline con distribución on demand y sistemas Intelligent Driveline Dynamics y Terrain Response 2. Las prestaciones declaradas por Land Rover en el caso del P300 son una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,0 segundos (8,1 en 110) y una velocidad máxima de 191 km/h.

El consumo mixto que otorga fábrica es de 11,2 litros cada 100 kilómetros. El Defender P400, en tanto, declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos (6,1 en 110) y una velocidad máxima de 191 km/h, que con el Performance Pack, puede extenderse hasta los 208 km/h. El consumo mixto que otorga fábrica es de 11,0 litros cada 100 kilómetros.

Todavía no se comunicaron las fechas en las que el Defender podría llegar a nuestro mercado, así como tampoco con qué configuración mecánica o de equipamientos. La producción no se llevará a cabo en el Reino Unido, sino en la planta que Jaguar-Land Rover tiene en Nitra, en Eslovaquia. Sabremos más al respecto en los próximos meses cuando tengamos más cerca a la nueva generación del Defender.







Videos: Land Rover Defender