Editorial: "El cariño por los autos"

viernes, 8 de abril de 2011



¿Es cariño o no? (Fuente)
Ya habrán leído la primera columna de AutoblogUY hace algunas semanas, escrita por Facundo. Esta es mi primera columna, y voy a arrancar con la pregunta: ¿Hasta dónde llega el cariño por los autos?

Si compraron un auto para poder ir de casa a la oficina, o de casa al súper, sólo para no tener que padecer el tedioso transporte público montevideano, esta columna les parecerá un cúmulo de cursilerías baratas. Este texto no es para los que compran “electrodomésticos con ruedas”, pero capaz que los puede acercar un poco más a lo que impulsa a este sitio.

¿Alguna vez han escuchado la pregunta “Por qué te gustan los autos”?. Creo que nunca se supo contestar eso exactamente. Es que no existe una respuesta directa, pre hecha y de manual para dispararle al otro. Nadie puede tener esa respuesta, ni siquiera el mejor psicólogo que nos ate a su diván más cómodo. Es por ello que debemos encontrar la explicación a nuestro fanatismo en las sensaciones que tenemos frente a un auto y creo que contarlas es la mejor manera de explicarlo.

Es que los autos son eso, generadores de sensaciones (buenas y malas, claro está) y la mejor manera de describir si algo nos gusta o no es mediante esas percepciones que uno obtiene al momento de experimentar algo. Sean autos o galletitas rellenas de limón.

Las primeras fotos con el auto nuevo son siempre iguales ¿no? (Fuente)
Por ejemplo, recuerdo dos eventos en mi vida que me marcaron a fuego. Uno fue ver cómo el auto que acompañó a mi familia desde mis dos hasta los catorce años era entregado a una concesionaria para cambiarlo por un reluciente “cero”.

Cada vez que veo un auto igual a ese usado, me doy vuelta en la calle y lo sigo con la mirada, esperando que sea ese que me acompañó durante toda mi infancia. Igual creo que jamás lo voy a cruzar en una calle y si lo veo no lo reconoceré. Sin embargo, en ese auto (si es que sigue andando) van mis primeras idas a clase, viajes y vacaciones que hoy sólo quedan en la memoria o en fotos, idas a velorios y a nacimientos, peleas, celebraciones, pelos de perros que se sentaron en el asiento trasero, manchas en el tapizado, culpa de mates ruteros que no supieron aguantar su contenido ante una frenada, y tantas otras cosas que seguro que ustedes también tuvieron en un auto y más si los acompañó durante varios años.

(Fuente)
El 21 de febrero del 2001 fue el día del hola y adiós. Un choque de sensaciones. Del olor del tapizado de pana viejo y gastado, al aroma dulzón de la silicona en el tablero brilloso. De ver todos los días un interior de los años 80 a uno de los 2000. En fin, alegre por la llegada y triste por la partida. Gracias por haber hecho esos 120.000 km conmigo, donde quiera que estés...

El otro episodio es todavía más personal. Hace tres años que tengo la libreta de conducir. Obviamente para todo fanático de los autos esto es “el” acontecimiento de la madurez tuerca. Y ese momento de felicidad contenida, me llegó envasado en un atractivo paquete de Fiat Palio del 97 con un motor 1.3 naftero convertido a gasoil, 350.000 km de recorrido y una caja de cambios de las más gomosas e imprecisas que puedo recordar. Fueron varias semanas de manejo. Recuerdo que el primer día de “clase” el instructor me entregó el auto sin más, al ver que era un fanático. Ese auto era una inmundicia, lo sé. Fue como debutar sexualmente en el callejón de una pescadería.

De todas formas lo disfruté, porque era ese momento que había esperado durante años y nada lo podía arruinar. Ni siquiera la mala fortuna de haber tenido que obtener mi permiso de conducir con ese engendro, producto de las costumbres uruguayas de adaptar motores sin el más mínimo criterio de ingeniería automotriz. Pero no estaba satisfecho. No era feliz con mi libreta de conducir "nuevecita de paquete"

Ojalá me hubiera tocado al menos un auto parecido. (Fuente)
Entonces, luego de tomar experiencia (Bah, una semana después de sacar la libreta) me reivindiqué conmigo mismo. Decidí estrenar la licencia con un auto que me destruyera los nervios e hiciera que cada músculo de mi cuerpo sintiera las fuerzas que sólo un motor cercano a los 200 cv puede generar. Fui a una concesionaria y pedí un test drive como cualquier hijo de vecino. Primer auto (fuera de los de casa o de la escuela de manejo) que agarraba yo solito. Recién presentado en Uruguay, con un valor cercano a los U$S 60.000 y todo para mí por una hora. Sólo diré tres cosas del auto en cuestión: rebasé los límites de velocidad en ruta, una aceleración de 0-100 en unos 7 segundos y desaparecieron por completo de las ganas de mi acompañante (el administrador de este sitio) de volver a repetir la situación conmigo al volante.

Yo por otra parte volví y volveré a subirme a “ese” auto una y otra vez. Ese día fue mi debut, no con el taxi disfrazado de coche escuela. Y me sentí muy feliz, es más desde entonces a cada auto que manejo, al bajarme le doy una palmadita cariñosa en el capó. Si, ya se soy un terraja. No me importa.

Eso es el cariño por los autos. Ese que no se puede explicar racionalmente. Eso que hace que nos sintamos mal o bien sentados en el interior de un auto. Y explicar eso es mucho más que una cuestión de tener o no un fluido manejo del idioma para poder ser tan específico para que aquel neófito que nos pregunta “¿por qué te gustan los autos?” entienda eso. No va a haber forma de explicárselo. Esto es puramente emocional y propio de cada uno. Sólo entre “petrolheads” nos entenderemos, el resto sólo puede esbozar un mero concepto del cariño de los fanáticos por los autos.

Un video para entender mejor esta columna, les dejo un video.

Publicidad "cuando un amigo se va"

30 comentarios :

  1. ya se termino? tenia ganas de seguir leyendo........ jajajajaja
    muy buen articulo y es tan real que es dificil de que alguien lo entienda si no siente lo mismo
    Abrazo grande

    ResponderBorrar
  2. @Rodrigo, me hiciste pensar bastante, pues desde la era cuaternaria he tenido muchos coches: primero debido a que en Ford Uruguay S.A., como ejecutivo me correspondía un auto desde 1970 a 1980 y posteriormente 2 por el puesto máximo alcanzado, el uso de cada auto era de 11 meses y después me lo vendía la empresa, Política de Empresa; antes ya había arrancado con un Ford Anglia del 62, para variar rojo, el cual era usado y me dio muchas satisfacciones. Posteriormente de mi retiro en agosto del 82, me quedé con los dos XR3 ALEMANES,(mayúsculas), que eran los que tenía en uso como Director de Ventas.Tengo un detalle de todos lo coches propios que he tenido y de los que aún tengo. Lo digo sin vanidad tengo recuerdos frescos de todos ellos y son muchos autos de verdad. ¿ A que viene todo esta historieta don Alberto ?, vienen al caso de decirles que como amante de los autos, con respeto a estos soy totalmente Emotivo y quizás irracional, toda una contradicción con el perfil personal, considerado extremadamente CONTROLADOR, al punto de ir contando y controlando todo por la calle; pero con los autitos me escapo de la cuerda. Todos los días le tengo que estar explicando a algún amigo o conocido, porque tengo que tener varios autos.
    Rodrigo comparto totalmente e irracionalmente tu pensamiento, y creo que este estado emotivo hacia los autos difícilmente lo pierda, vamos arriba Jefe Rodrigo que tenemos mucho todavía por disfrutar.
    Gran saludo

    ResponderBorrar
  3. Interesante. Me sentí identificado. Y tengo la suerte de que en mi familia ese coche de la infancia, aún permanece en el garage y goza del privilegio de ser el cuarto auto (comparte garage con las nuevas generaciones). Se imaginan que casi ni se usa. Solo en ocasiones porque tiene sus mañas. De la misma época ochentosa, la toma de aire se regula desde el acelerador: un acertijo saber cuando está puesta, y cuando no. Eso si, alemán, tracción trasera, dirección hidraulica y cuero color cognac de origen, gris plata exterior y atencion, vidrios tinteados en marron de origen!. Al dia de hoy 107.000km. Lo mas interesante y que te da una esperanza Rodrigo, es que hace unos meses apareció una escribana consultando a mi viejo por una camioneta que vendió en 1975!!. Fue como una secondchance. Pero, como dijo piqueras, el garage estaba lleno...

    ResponderBorrar
  4. @Reischstag, es posible que adivine por lo menos la marca, con los parciales detalles aportados; no me atrevo al modelo pero si me das más letras sin decir la marca me animo a ir arrimando. El Jefe no puede decir nada de que nos vamos del tema, además hoy mostró una nueva faceta que, por lo menos yo no conocía, ES UN TIERNO TERRIBLE CON LOS AUTOS.
    Espero letra, además me tendrías que decir de donde sacaste seudónimo, debido a que tuve dos primos políticos de apellido Reischs.

    ResponderBorrar
  5. Especial el video. Solamente amantes de las cuatro ruedas lo pueden entender, y estimo que los lectores de AutoblogUY somo de esos.. jaj

    Entiendo perfectamente lo de la despedida de el auto que te acompaño durante la toda la infancia, precisamente yo me despedi de el a fines del año pasado, un Daewoo Cielo sedan del 98´, 280.000 km, color gris y ya con bastantes detalles de chapa y pintura que lo hacian unico para mi. Fue el responsable de todas las vacaciones familiares y viajes largos hasta 2005, donde paso a ser segundo auto y por consiguiente cambio de responsabilidades, me dejó putualmente (a veces no tanto) en la escuela y luego en el liceo, fue el auto donde aprendi a manejar y fue complice de mis salidas escapado de mi padre antes de tener libreta de conducir.
    En fin, mucho recuerdos que lo hicieron mas que un simple bien de consumo.

    La verdad muy buena nota, espero mas de estas.

    ResponderBorrar
  6. PD: Reichstag:

    De los ochenta y con solo 107.000 km recorridos! me imagino el estado de conservacion debe ser bastante bueno. Aunque tambien depende del modo de manejo, los kms parecen ser relativamente pocos para la edad. Una reliquia familiar me imagino,

    Saludos.

    ResponderBorrar
  7. Qué buen artículo! Me hizo acordar de tantas cosas... pensar que a los 6 o 7 años ya reconocía los autos por la forma de las luces... Sólo les cuento esto: he tenido cinco autos, y todos tuvieron nombre, ja jaaaaa... y cuando los cambié, me hicieron escenas de celos!

    ResponderBorrar
  8. Flaco, me tocaste. jajaja

    ResponderBorrar
  9. La publicidad de Lestido me recuerda inevitablemente a la serie de avisos de VW México para el "Sedan Última Edición" (alias "Vocho") del 2003.
    Les dejo un enlace a mi favorita, a mi me arrancó un lagrimón: http://www.youtube.com/watch?v=D_QcS0p3VSM

    Creo que me llega más de cerca esto porque me di el lujo de quedarme con el primer auto de la familia, nada más ni nada menos que un escarabajo del 63.
    Mi padre se lo compró al primer dueño cuando yo no era ni proyecto. Hizo varios viajes, uno de ellos fue llevar a mi madre al hospital para que me trajera al mundo. Después se lo vendió a mi abuelo, quien lo manejaba con mucho respeto a constantes 40km/h (!) por la ruta. Un cáncer fulminó al viejo hace unos años y, después de unos vaivenes, me tocó en herencia.

    No está completamente original y su estado tampoco es el mejor. Ganas de repararlo me sobran pero dependo de él para ir a trabajar. Son varios los "insensibles" que me dicen que no le ponga un peso más encima, que lo venda y me compre otra cosa. Yo me sulfuro cada vez que oigo semejantes sugerencias. ¿Pero es que están todos locos?

    O tal vez el loco soy yo. Pero el día que otro auto me despierte siquiera la mitad de emociones, ahi tal vez lo considere, tal vez...

    Salu2

    ResponderBorrar
  10. gran nota editorial!!

    A mi me pasa, que ahora con mi auto propio, tengo miedo que en unos años lo tenga que cambiar por uno mas grande, y ahí me pongo mal, jeje, los que me conocen saben que siempre digo que me lo quiero quedar. Abrazos!

    ResponderBorrar
  11. @alberto piquerasAlberto Reichstag, lo tomé en la acepción que refiere al "parlamento alemán" , porque tanto usted como yo hablamos de autos alemanes y tenemos historia con ellos...aunque usted de vez en cuando me habla en japonés. jaja. En fin, el reichstag sesionaba en "Berlin", palabra clave para el acertijo. Y la marca aún es comercializada principalmente en zona euro. Caja de cuarta, obviamente. Combustible, nafta super. Sinó, se retoba en las esquinas. 106 hp. Si usted tuvo dos xr3, seguramente son contemporaneos. Aunque estamos hablando de algo mucho menos sport que un xr3...

    ResponderBorrar
  12. Yo vendi un auto con 5.000 km, y el dia que se lo llevaron, igual me vino un dejo de tristeza!. Me lo quede mirando cuando se iba...

    ResponderBorrar
  13. @Reichstag, buena contestación para un seudónimo, tiene abolengo, me gustó, como también me gustan los buenos autos alemanes. Y hablando de la nostalgia que produce la venta de un auto les cuento rápidamente: me vi forzado a vender un 530d(minúscula),en el 2005 por ingreso de la CLK-430, al garaje y falta de lugar; mi nieta lo ha llorado desde ese año y ya es grandecita, la ventaja que quedó al lado de los míos debido a que lo compró un amigo que vive en el mismo edificio. Comprobé que no sólo a los que los manejamos nos duele desprendernos de un auto, el caso de mi nieta llegó a no querer subirse al nuevo por bastante tiempo, a pesar que cuando bajábamos al garaje siempre lo veía.
    No crean que se vuelven nostálgicos por la edad, la anécdota anterior certifica un estado de ánimo que producen los autos.
    Saludos

    ResponderBorrar
  14. @PandaBeat, que hace días que se dio a la fuga, información superfresca, acabo de recibir el Automobil Revue 2011, por si te interesa, Convención 1485,e-mail ibana@adinet.com.uy.

    ResponderBorrar
  15. Te sigo detestando por aquel evento con el auto de los U$S 60.000.

    ResponderBorrar
  16. @Alexis, a que se refieren Sr. Administrador con el último comentario, aclárese así participamos todos, si hay que poner los USD 60.000.-, hacemos una rifa.

    ResponderBorrar
  17. @Alexis ya te vas a subir al mio que cuesta al rededor de los 7700 y vas a sentir lo mismo, pero esta ves te voy a curar del todo el espanto! jejeje saludos!

    ResponderBorrar
  18. @alberto piquerasNo hay necesidad. Se pide de nuevo el auto y nos ahorramos los 60.000 verdes.

    ResponderBorrar
  19. @nomeimportaqname Doy fe que se puede pasar muy mal (va, bien en mi caso) en esa máquina ;)

    Estoy de acuerdo con la rifa para el auto de los U$S 60.000, yo me quede sin dar una vuelta...

    Saludos,

    ResponderBorrar
  20. @Alexis, me parece que te quieren complicar la vida haciendo de copilotín, oficio dedicado para seudo inconscientes. En una oportunidad que estábamos corriendo las 19 Capitales de 1975, las de verdad, Daniel Luzardo, gran piloto minuano, entró pasado en una curva debido a que venía bajando todos los tiempo, resultado, varias vueltas en el Falcon; por suerte sin lesionados y que se le ocurrió al Ing. Salvo su copiloto, ponerse a buscar, con las cuatro ruedas para arriba, el capuchón de la Bic.
    No lo podíamos creer y eso que era una persona absolutamente científica.
    Cuando le dije a los gritos que saliera, me dijo: esperá que ya la encuentro, sino se me ensucia el mameluco antifuego y mi señora me rezonga.

    ResponderBorrar
  21. A mi de chico los reyes magos me regalaron un jaguar E-type amarillo escala 1/60 de la colección corgi juniors. A mi hermano un lotus Europa verde del mismo sello. Se ve que los magos pasaron por UK!. 5 y 7 años y estába comenzando la aficción. Hoy sumamos a los corgi, 35 años después un diesel con inyectores de alta presion y un multitronic de 8 marchas con levas y programa deportivo...ambos escala 1/1. Y la emoción es la misma que cuando aquel 6 de enero acudimos curiosos a la ventana a revisar los zapatos. Interesante la nota. La procesión va por dentro, en cada uno de nosotros.

    ResponderBorrar
  22. @Exa Nónimo, quede totalmente desorientado con tu ensayo anterior, revisé el vino y no estaba pasado de fecha, el pollo que comí venía con certificado de defunción, me medí el aceite y esta dentro de la tolerancia, amigo respetando la edad que tengo pero quizás no aparente, me podrías dar más pistas para la moraleja que nos brindaste; hazlo por compasión a los veteranos de guerra, de lo contrario me costará concentrarme en el manejo mañana a las 5:00 AM

    ResponderBorrar
  23. @alberto piquerasVos tenes que cambiar el vino del mediodía por un chivas 21! jajaja Disculpas, no sos el primero que me dice que hablo en otro idioma. Explico, escala 1/60 = autitos de juguete. Escala 1/1 = autos de verdad). Contaba la pasión como comenzaba cuando eramos chicos con mi hermano, via reyes magos y autitos de juguete, y luego, como la vivimos ahora: con la misma intensidad 35 años después la emoción que vivimos con los autos de verdad es totalmente comparable a aquella emoción que vivíamos con los autitos de juguete de los reyes magos made in UK.

    ResponderBorrar
  24. @Exa Nónimo, no tenía chivas 21 y me prendí de Juancito Caminador etiqueta azul, que son bastante parecido, y el vino lo metí en la heladera, me dio lástima tirarlo. Conclusión a mal entendedor pocas palabras no bastan, aún sin Juancito rojo de por medio.
    Salud chivitero 21, ¡¡¡¡que bueno que es!!!!

    ResponderBorrar
  25. Otro tema pero dentro del mismo tema, y prometo no meterme más, pues con este son 9 los comentarios y estoy insoportable; la pregunta: ¿ No le ven un poco de carita de Whisquilandia al de la foto de la portada ?, lo veo demasiado mimoso con el volante. Aflojá Alberto, que quede alguien con cabeza, de lo contrario te vas a quedar solo de vuelta.
    Saludos

    ResponderBorrar
  26. ¿Vino en la heladera? Al tinto no le sienta bien la heladera, los blancos capaz por un corto tiempo se aguantan.

    ResponderBorrar
  27. A mi de chiquito me enseñaron que el mejor lugar para guardar el vino es la panza! Eso sí, después a dormir nada de manejar...Baco es muy mal chofer!

    Salú

    ResponderBorrar
  28. ...y en esas condiciones Morfeo te recibe de brazos abiertos!

    ResponderBorrar
  29. @Mario, el vino que estaba tomando es un Rosado/Clarete, el cual en la heladera a + 6 grados queda muy bueno, además acompaña muchas comidas y no me da acidez de estómago. Los tintos no me caen bien del todo, a excepción de los RIOJA y si es Marqués de Cáceres Gran Reserva, ponte el traje y disfrútalo. Mientras seguiremos con los de estos lares, no diremos el nombre para no cometer pecados.
    Salud y pesetas y fuerza en las braguetas.

    ResponderBorrar

------------------------------------------
Aviso: Los comentarios no relacionados con los temas tratados en los artículos y/o agresivos, así como links a webs externas o datos personales, serán borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la cancelación de su cuenta de comentarista.

Autoblog Uruguay pone en conocimiento de sus lectores que no se hace responsable penal o civilmente, por las opiniones que viertan personas ajenas al sitio. A su vez, se reserva el derecho de la eliminación de comentarios que se consideren inapropiados.

Por consultas, correcciones, sugerencias y otros temas ajenos a los artículos: rodrigo@autoblog.com.uy
------------------------------------------