La historia del Peugeot 202 Darl´Mat

miércoles, 24 de noviembre de 2010



Horacio Moyano junto al 202 Darl´Mat que restauró.
Desde el 17 de noviembre, está expuesto en el World Trade Center el Peugeot 202 Darl´Mat Sport, un modelo bastante especial ya que es el único que queda en el mundo. Fue restaurado en nuestro país y cuenta con una historia llena de anécdotas más que interesantes. Para aquellos que no sabían de la existencia de este modelo, después del salto les contamos su historia.


Emile Darl’mat
Darl´Mat era un garajista de origen bretón. En sus instalaciones ubicadas en París, pasa a ser concesionario Peugeot en 1930. Desde sus comienzos tuvo el hábito de personalizar los productos de la marca, con aplicaciones fuera de serie y deportivas. Es de especial destaque el desarrollo de las versiones 301 y 402 ‘Eclipse’ que contaban con un techo descapotable, que se retraía para ser guardado en el baúl.
También se destacan los desarrollos deportivos sobre vehículos de serie y las versiones especiales 302 y 402 DS (Darl´Mat Sport) de gran suceso en las ediciones 1937 y 38 de las famosas 24 Horas de Le Mans. Ya por entonces era importante su preocupación por la aerodinámica, encarando el desarrollo de versiones muy estilizadas de sus vehículos, diseñados por su amigo Georges Paulin. Este dentista parisino apasionado por el diseño, desarrolló las líneas estilizadas de los vehículos Darl’mat.
La II Guerra terminó con algunas ilusiones de Darl’mat y la vida de Paulin, dejando las bombardeadas instalaciones de Peugeot en Sochaux en graves dificultades para producir, hasta mayo de 1946.

El auto: 202 Darl’mat Sport
A comienzos de 1947 Emile Darl’ mat decide lanzarse a revitalizar las manifestaciones deportivas. Para ello recibe en Abril 3 chassis especiales del Peugeot 202 destinados a concretar su proyecto 202 DS.
El chassis Nº 629844 (que hoy está expuesto en el WTC) recibe una carrocería realizada enteramente en aluminio. Se favoreció el flujo de aire mediante un coeficiente de forma calculado según las normas de la época que equivale a un CX de 0,296. La berlina 202 de serie tiene un CX de 0,50. La construcción de esta carrocería fue confiada a Marcel Pourtout en Rueil, tal como las versiones de preguerra, haciendo que el conjunto pesara apenas 750 Kg. Los otros dos chassis nunca fueron carrozados y vaya a saber a dónde fueron a parar. El encargado de la restauración en nuestro país, Horacio Moyano, dijo a AutoblogUY que seguramente esos dos chassis fueron destruidos, ya que eran simples plataformas de dos 202 comunes y silvestres, por lo que valían nada en su momento.
El motor cuidadosamente balanceado, recibe una tapa de cilindros de Alpax de compresión más elevada y es achicado a 1085 cc, reduciendo el diámetro de los pistones; para ser homologado en la categoría de vehículos hasta 1100cc.
Una caja electromagnética Cotal de 4 velocidades, accionada por un selector ubicado en la columna de dirección, reemplaza a la caja original de 3 y una relación larga de 5x21 equipa el eje trasero.
Con dirección a la derecha y llantas Pilote el vehículo es empadronado en Strasbourg el 24 de Mayo de 1947.



Objetivo – EL 21 DE Octubre de 1947 el vehículo se presenta en el circuito de Linas-Monthléry con la finalidad de atacar los records mundiales de velocidad que detentaba desde hacía 10 años un Amilcar.
Los pilotos a cargo son los hermanos Marcel y Maurice Goux, Jean Pujol, Eugène Martin y Charles de Cortanze.
Al cabo de una dura jornada, el 202 DS bate tres records internacionales: El de las Mil Millas a 144,356 km/h, los 2000 Kms a 145,041 km/h de media y las 12 horas a 144,848 km/h. Los comisarios del Automóvil Club de Francia, homologaron también la mejor vuelta a 155,300 km/h y un consumo medio de 10,55 lts de combustible cada 100 Kms. Estos records estuvieron vigentes por los siguientes 9 años.

Salón del Automóvil de París 1947 – Dias más tarde de su aparición deportiva, el 202 DS pintado de azul y con un emblema Peugeot 202 en el capot, fue presentado sobre una tarima en el stand de la marca en el Salón de París, acompañando a las versiones de producción. Con una banda tricolor sobre su capot, fue homenajeada en el Grand Palais por el Presidente de la República , ante el aprecio de un público que celebraba el retorno a las pistas luego de años difíciles.

Darl’Mat en Uruguay- Luego de ser exhibido en los salones de París y Bruselas, el 202 DS partió hacia Uruguay de la mano del Sr. Alvariza, integrante de la importadora local de Peugeot con el propósito de fortalecer la imagen de la marca. Su feliz antecedente no tuvo la misma suerte en tierras uruguayas. Ya desde su estreno en calles de Montevideo, un desafortunado accidente en la rambla lo tuvo a la sombra en un sótano, hasta que un nuevo entusiasta los sacó al ruedo en 1957. Algunos pasajes por los circuitos de El Pinar y Punta Fría en manos de Enrique Scandroglio marcaron su vocación por los trazados veloces y poca aptitud para acelerar y doblar, tarea para la cual no fue concebido. Otro accidente de tránsito lo detiene nuevamente en 1962, luego de lo cual reaparece con reformas en la zona del parabrisas y techo de la cabina con la dudosa finalidad de hacerlo más ‘habitable’. Con los faros delanteros posicionados más alto para el uso doméstico, vidrios corredizos en las puertas y un fantasioso tapón rápido para carga de nafta entre otras herejías, el vehículo se mantuvo activo en espera de los elementos que le permitieran volver a la configuración original. Recordemos que se trata de un ejemplar único, dado que los otros dos bastidores liberados por Peugeot en 1947 nunca fueron carrozados. Viajó a Francia en 1996 para ser exhibido como un reencuentro en la Rétromobile en París, volviendo a Uruguay antes de finalizar el año. Luego de 16 años buscando documentación, fotos, testimonios, accesorios originales y contactos con sus orígenes, las cosas empezaron a mejorar. En especial con el apoyo brindado por L’Aventure Peugeot y Les Amis de Darl’mat (la firma aún funciona como concesionario en el Bvd. de Grenelle, París). De esta manera se ubicó la maquette de madera original escala 1:1, hecha por el ebanista de Marcel Pourtout, que luego de estar muchos años en una escuela de oficios en las afueras de París, volvió a las manos de su nieto, un garajista de Rueil-Malmaison. Con la mediación de Philippe Boulay, presidente de Les Amis de Darl’mat los restauradores uruguayos accedieron a esta reliquia que reposaba encima de una cabina de pintura.


En otras décadas se hubiera expatriado la maquette hacia donde está el auto, o viceversa. Pero con la colaboración de François Monath de Peugeot Sport se procedió a contratar en Francia los servicios de una empresa de metrología con tecnología de avanzada. Es así que en una semana y por mail, llegaron a un modelo numérico tridimensional que, programas informáticos por medio, permitió visualizar en pantalla la carrocería completa desarrollada a partir de la maquette con una precisión a la milésima de milímetro. Es así que mediante la creación de polilíneas, relevado de puntos y creación de nubes, que se reprodujeron los planos que posibilitaron duplicar la maquette en los sectores necesarios. De esta manera, artesano del aluminio de por medio, se reconstruyó en nuestro país la zona del parabrisas y techo de cabina con su forma y dimensiones originales. También los faros volvieron a su lugar original, recobrando todo el conjunto la armonía de líneas y fluidez que por tiempo le faltó.

Hoy, despojado de la pintura que la cubrió desde su pasaje por el Grand Palais muestra orgullosa sus cicatrices e intimidades, tal como lo vieran unos pocos ilustres un otoño de 1947 sobre la pista de Linas-Monthléry. Y como muestra de que es algo único en su especie, en la pasada muestra Autoclásica realizada en Buenos Aires, obtuvo el primer premio en su categoría. Además, José Luis Donagaray, director de Peugeot Uruguay dijo a AutoblogUY que el auto participará también del Woodwood Festival 2011 a donde pretende traerse algún galardón. El 202 DS estará en la plaza del WTC hasta el 30 de noviembre. Es la oportunidad de ver un modelo único en el mundo, que además fue reconstruido por artesanos nacionales.

Aquí la galería del auto en el WTC


Y el video del 202 haciendo gala de que todavía funciona igual que hace 63 años.Horacio Moyano al volante disfrutando como un niño.

15 comentarios :

  1. Te quedo muy buena la nota, y el video, excelente, todo gracias a "anda el 202?".

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. fantastique!! exceptionnelle!! ........autobloguruguay: autoblog, notes salées et cultivés, instruits et salées lecteurs!...y ayuda con el francess jaja. Aunque tripulante de un leon, el frances noes lo mio...

    ResponderEliminar
  3. Vuelvo a decir esto nada mas: que orgullo.

    ResponderEliminar
  4. Nous avons un petit morceaux d´histoire de l´automobile ici.
    En avant Peugeot !!

    ResponderEliminar
  5. Una joya. Fabulosa historia del automobilismo y su relacion entre dos continentes. En este momento estoy restaurando en Francia una Peugeot 202 cabriolet (TAMBIEN DE 1947) que adquiri en Buenos Aires hace 2 anos. marimolo@hotmail.com
    ver http://www.youtube.com/watch?v=bi1hPIo7OXI

    ResponderEliminar
  6. garnier la porte champs elysees fernet burlee le actualite marcel marzo! abril mayo junio......(pa no ser menos!!)

    ResponderEliminar
  7. que bueno ese auto, si lo hicieran ahora con esas formitas a lo morgan/jaguar seria un exito!

    ResponderEliminar
  8. Te doy mis felicitaciones por este blog tan bueno! sinceramente no lo conocía, lo pongo en favoritos ahora mismo.

    Un saludo
    Enrique

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. tuve la oportunidad de sentarme dentro de el y manejarlo unos metros cuando estaba en su color azul original, gracias a que trabajaba para Sadar.Sentarse dentro era traslarte a lo que era un auto de carrera de la epoca.

    ResponderEliminar
  11. hola les cuento que tuve la posibilidad de trabajar en el auto en el taller en el que estaba que no hera Sadar en la primer reconstrucción del auto una ver recuperado siendo un monton de chatarra no tenia la cola casi todas tus partes rotas trabaje en casi toda la reconstrucción del auto en la parte eléctrica, mecánica y la cola gran desafio fue la caja de cambios hacerla andar una vez que lo teníamos casi todo pronto y en marcha tuve el placer de ser el primero en manejarlo un verdadero honor después de tantos años parado se pinto de color azul en ese momento no teníamos casi información del auto solo algunas fotos antiguas una vez pronto fue llevado a Francia 1996 para su presentación ante el mundo ya que es el único auto de este tipo tengo muchas historias sobre esta restauración las cuales recuerdo con gran satisfacción

    ResponderEliminar

------------------------------------------
Aviso: Los comentarios no relacionados con los temas tratados en los artículos y/o agresivos, así como links a webs externas o datos personales, serán borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la cancelación de su cuenta de comentarista.

Autoblog Uruguay pone en conocimiento de sus lectores que no se hace responsable penal o civilmente, por las opiniones que viertan personas ajenas al sitio. A su vez, se reserva el derecho de la eliminación de comentarios que se consideren inapropiados.

Por consultas, correcciones, sugerencias, y otros temas ajenos a los artículos: rodrigo@autoblog.com.uy
------------------------------------------