Prueba: Renault Grand Captur Zen 2.0 M/T

jueves, 4 de enero de 2018



Evaluamos al Renault Grand Captur en su variante más accesible, la Zen M/T, equipada con un motor 2.0 de 143 cv.
Renault Uruguay presentó a finales del 2017 a su nuevo SUV producido en el Mercosur, el Grand Captur. Llegó para posicionarse por encima del Duster y hace algunas semanas atrás pasó por el garage de Autoblog para ser evaluado en su variante más accesible, la Zen 2.0 con caja manual.


Grand Captur es un nombre que solo escucharemos en Uruguay. Al menos en el mercado local es de esta forma que se denomina a este SUV producido en la planta brasileña de São José dos Pinhais‎, en ‎Paraná cuya base es otro producto de Renault bastante conocido por todos, el Duster (ver lanzamiento). En Brasil o Argentina, por ejemplo, se lo llama "Captur" a secas y la explicación es muy simple.

En el año 2016 la marca del rombo había comercializado al Captur producido en Valladolid, España (ver lanzamiento) con una propuesta de crossover urbano derivada de la plataforma del Clio IV (ver lanzamiento). Al no haberse vendido en estos dos mercados vecinos, era lógico que ellos lo llamarían Captur y no Grand Captur como lo conocemos por estos lares.


A su vez, nuestro Grand Captur se vende en Rusia como Kaptur (ver nota), con un planteo similar y con la letra "K" para diferenciarse del que se vende y produce en el viejo continente. A su vez se diferencia por contar con la opción de tracción 4WD, algo que el Captur europeo no ofrece ni tampoco el Captur producido en Brasil (al menos no por ahora).

Para no entreverarnos más con nombres, países y cambiando una letra por otra, vayamos al modelo que pasó por el garage de Autoblog hace algunas semanas atrás. El Grand Captur llegó a Uruguay en noviembre de 2017 con tres versiones, dos niveles de equipamientos (Zen e Intense) y dos de transmisión, asociadas a una mecánica conocida, el F4R de Renault, un 2.0 litros de 143 cv de potencia (ver lanzamiento). De toda la gama, probamos por más de 700 kilómetros a la versión más accesible Zen M/T y a continuación se transcribe el análisis.


Exterior

Renault decidió mantener uno de los encantos principales del Captur europeo a la hora de desarrollar al Grand Captur: su diseño. El estilo es (muy) parecido al que se comercializa en el viejo continente, aunque hay algunas formas de diferenciarlos más allá de la más notoria que es el tamaño de cada uno.

En el sector delantero el Grand Captur presenta un paragolpes específico de este modelo que no se parece en (casi) nada al del crossover que deriva del Clio IV. Las entradas de aire son más generosas en el producto regional, mientras que todas las versiones llevan de serie a la nueva firma lumínica de Renault, que se manifiesta en forma de luces diurnas LED en forma de "C". A su vez, esta versión Zen carece de antinieblas delanteros, pero lo disimula con un acrílico transparente.


El lateral también respeta las líneas del Captur europeo, pero las lleva a unas dimensiones menos contenidas ya que el largo y distancia entre ejes aumentaron respecto a aquel, como veremos más abajo en esta sección. Este nivel Zen utiliza llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos Continental ContiCrossContact LX 2 en medida 215/60 R17. La variante Intense tope de gama usa el mismo diseño de llantas, pero van con tratamiento diamantado.

A su vez hay otro elemento diferencial entre los Zen e Intense y es la posibilidad de elegir una carrocería a dos tonos en el más equipado, mientras que el evaluado tenía un solo color como ven en imágenes. El tope de gama, en tanto, tiene todas estas combinaciones de techo y carrocería: Marfil/Negro Nacré; Naranja Ocre/Marfil; Rojo Fuego/Negro Nacré; Gris Acero/Negro Nacré; Gris Estrella/Negro Nacré; y Negro Nacré/Marfil.


Visto desde atrás es donde las semejanzas son menores con el producto derivado de Clio. Mientras en el producto de origen español el portapatentes con el nombre del modelo va en cromado, el brasileño tiene un negro más discreto. Los paragolpes también son diferentes y en el Grand Captur luce una salida de escape a la vista, que le queda bastante bien.

Más allá de las diferencias o semejanzas estéticas son dos productos muy distintos. Uno es un crossover (usa una plataforma de un hatchback chico) y el otro deriva de un SUV (Duster). Por eso Grand Captur Mercosur también es bastante más grande en sus dimensiones que el Captur. Declara 4.330 metros de largo (+ 208 mm), 1.810 mm de ancho (+22 mm), 1.610 mm de alto (+ 44 mm) y una distancia entre ejes de 2.670 milímetros (+ 64 mm).


Interior

Acá el ejercicio de "encuentre las siete diferencias" sigue con un habitáculo que en apariencia luce idéntico al de la evaluación Nº 96 de Autoblog (ver prueba), pero que en este test Nº 160 presenta un aspecto algo más sencillo y rústico. Los plásticos son todos rígidos (igual que en el Captur español) y si bien la calidad es correcta al no haber malos ajustes ni ruidos estructurales, algunos materiales merecerían un poco más de refinamiento, como las perillas del aire acondicionado. También hay varias rebabas plásticas en algunos encastres de las contrapuertas.

La posición de manejo recuerda mucho a la de Duster y tiene lógica. Sin embargo en el Grand Captur las butacas son mucho más cómodas y anchas que en aquel SUV más económico. Si no son las más anatómicas y cómodas del segmento, pegan en el palo. Pero como pasa en todos los productos rivales, en este Renault el asiento queda alto incluso en la posición más baja. Y pese a que el volante regula solo en altura (y con poco recorrido) se logra viajar muy cómodo incluso en trayectos largos.


Si bien luce como el instrumental del Clio IV, el del Grand Captur es apenas diferente, aunque ofrece la misma información. Tiene dos elementos de aguja (tacómetro y cantidad de combustible) y uno digital, el velocímetro. Por encima lleva el display con la computadora de a bordo y carece de indicador de temperatura de agua del motor. Solo se vale de una luz testigo. Abajo del todo lleva un pequeño económetro que va pasando del verde al amarillo, y luego al naranja, si estamos acelerando de forma innecesaria, y por ende, realizando un manejo poco eficiente.

La consola central del tiene al ya clásico sistema de Renault visto en otros modelos de esta familia. Se trata del sistema MediaNav 2.0, con una interfaz desarrollada por la marca francesa y la surcoreana LG, contando con conexiones USB y Aux-In, conectividad Bluetooth, audio streaming, comando satelital, comandos vocales (solo vía Siri de iPhone) y GPS integrado.


A su vez en el MediaNav está disponible la función ECO, dividida en dos funciones, el Eco Coaching, que nos da consejos de cómo mejorar el manejo para conseguir un consumo de combustible menor, y el Eco Monitoring, que puntúa mediante estrellas, la conducción eficiente.

A diferencia del Captur, el Grand Captur goza de unas plazas traseras más generosas, como consecuencia de usar la plataforma de Duster (y también de los Logan y Sandero) y no la del Clio IV. Esto se percibe gracias a un mayor espacio entre las butacas delanteras y los que viajen atrás, ya que hay buen espacio a lo largo, pero también a lo alto y ancho.


Esto último también repercute en que la plaza central sea habitable incluso en un viaje de media distancia. El respaldo es apenas más duro que el de las laterales pero el espacio a lo alto es bastante bueno. Lo que es algo mejorable es el espacio para las piernas, producto de un falso túnel de transmisión, pero en líneas generales es un avance en términos de habitabilidad en comparación al crossover europeo, pero en contrapartida se perdió la modularidad que aquel ofrecía.

En materia de seguridad para los que viajen atrás presenta tres apoyacabezas, y tres cinturones de seguridad inerciales. También cuenta con anclajes para sillas infantiles ISOFIX y TopTether, que siendo un producto de corte familiar familiar, se agradecen bastante. También representa una mejora notoria en comparación a Duster, que en este mismo rango de precios no los ofrecía.


La capacidad de carga es otra de las ventajas que tiene, ofreciendo 437 litros (de los más amplios del segmento), lo que representa 128 litros más que el modelo español en su opción de menor capacidad y 33 más que en su máxima con el asiento posterior deslizado hacia adelante (algo que el Grand Captur no ofrece). En caso de precisar más volumen, permite rebatir los respaldos traseros en proporción 60:40 hasta los 1.200 litros de capacidad.

Respecto al neumático de auxilio, Renault decidió en el Grand Captur conservar la misma ubicación respecto al Duster, manteniéndolo en una jaula colocada por fuera del habitáculo, en lugar de recurrir a un espacio específico adentro del baúl. Además, el neumático no es de la misma marca y medida que las cuatro titulares, es decir, un Bridgestone Dueler 215/65 R16 con llanta de acero estampado.


Motor y transmisión

Más allá de ser un modelo nuevo, las entrañas del Grand Captur son bien conocidas por todos. En nuestro mercado utiliza una sola mecánica, el famoso y F4R que impulsó desde el Scénic Fase II pasando por los Mégane II y Oroch (ver contacto) hasta el propio Duster o incluso el divertido Sandero R.S. (ver prueba). En este SUV tiene su faceta más calmada, pero la receta original es la misma.

Este motor tiene 1.998 cc de cilindrada, cuatro cilindros, e inyección multipunto y es capaz de producir 143 cv a las 5.750 rpm y un torque de 193 Nm a las 4.000 rpm. Si bien muchos elogiamos al 1.2 TCe que usa el Captur europeo más potente, recordemos un poco qué cifras tenía aquel impulsor: 130 cv a 4.900 rpm y un par máximo de 190 Nm a 2.000 vueltas. A este 2.0 se lo puede elegir con caja manual de seis relaciones (Zen) o automática con convertidor de par y cuatro marchas (Zen e Intense).


Al ser una mecánica ya usada y probada en otros Renault, no hay sorpresas. Se presenta como una mecánica ágil en la zona baja del tacómetro (menos de 2.500 rpm) y que en la zona media del tacómetro tiene un comportamiento más tranquilo, como consecuencia de un torque que si bien no es descomunal y logra moverlo bien, en sí está muy arriba en vueltas. Va bien aislado hacia el habitáculo y solo se hace (algo) presente por encima de las 3.500 rpm.

La transmisión manual de seis velocidades presenta un escalonamiento correcto, con relaciones muy cortas en todas las marchas, incluso en la quinta. La sexta, en tanto, es tan larga como intro de "Echoes" de Pink Floyd, y es la encargada de calmarle los nervios (y los consumos) al 2.0. Su tacto no peca de conocida la "gomosidad" de otros selectores de Renault y se la nota bastante precisa.


Al igual que en el Duster, el Grand Captur cuenta con un modo denominado Eco, que modifica la gestión en la entrega del par, el acelerador requiere más presión del pie derecho para tener una respuesta contundente, y el aire acondicionado optimiza su funcionamiento. Todo esto, según Renault, está pensado para ahorrar hasta un 10% de combustible. Pero la realidad es que a cambio nos entregará un impulsor algo más aletargado en sus reacciones. Por eso lo recomiendo siempre en modo "off".

Fábrica declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y una velocidad final de 186 km/h. No existen cifras de consumos oficiales, pero durante la evaluación logré registrar las siguientes cifras: en ciudad unos 10 l/100 km, mientras que en ruta y en el ciclo mixto, los valores fueron 7,8 y 8,9 litros cada 100 kilómetros respectivamente. El depósito de combustible carga 50 litros, mientras que el peso en orden de marcha está en 1.320 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Si bien sigue luciendo bastante parecido al Captur con pasaporte de la UE, el producido en el Mercosur no podría ser más diferente en relación a su dinámica de chasis. Mientras aquel parecía un Clio IV en zancos, este Grand Captur se muestra como un Duster pero con zapatos más caros y menos vicios Mercosur. Me explico.

En esta región tenemos esa (maldita) costumbre de elevarle la suspensión a todo lo que importamos de extra-zona, arruinando la dinámica pero haciendo un buen trabajo en términos de adaptabilidad con la topografía que tenemos de este lado del mapa. El Grand Captur logra lo segundo sin llegar a caer en el lugar común de lo primero. Es un producto que va bien en el ámbito urbano y en lo personal, encontré un chasis mejor preparado para las calles y caminos locales que en el caso del Captur europeo.


Los 212 mm de despeje al suelo lo hacen inmune a pozos, lomos de burro, empedrados y otros obstáculos urbanos que conviven con nosotros a diario. No se lo percibe saltarín ni tampoco aparecen sequedades de los ejes ante esas circunstancias, pese a tener unos neumáticos de 17 pulgadas que a priori podrían suponer que transmiten más incomodidades al habitáculo. No es el caso.

La mecánica, como ya dije, tiene un comportamiento correcto para las intenciones de un SUV chico y familiar. En el uso urbano trabaja a 70 km/h en 5ª a 2.400 rpm, mientras que en 6ª cae a unas más lógicas 1.900 rpm. La insonorización en ciudad es destacada como ya mencioné más arriba, mientras que la dirección -hidráulica-, por su parte, no es tan liviana a bajas velocidades como una eléctrica, pero se agradece que sea más firme y precisa una vez que queremos salir a la ruta.


Ya que menciono este ámbito, también aquí va más aplomado y de forma más franca que el Captur europeo. Hay menos sensibilidad a los cambios de pavimento por tener una mayor distancia entre ejes así como también más peso en la carrocería. La insonorización en la ruta es correcta, pero por encima de los 110 km/h empiezan a sentirse algunas rumorosidades de los neumáticos y de viento por los pilares A.

No hay vicios direccionales de consideración en lo recto, y los adelantamientos ruteros son un mero trámite, porque con marchas tan cortas incluso pueden hacerse en 4ª o 5ª a fondo, porque al motor y la caja siempre le queda un resto más para responder. Es más, hasta se banca tomar curvas de ciudad entre 3ª y 4ª marcha sin quejas. En la carretera, en tanto, viaja a unas correctas 2.800 vueltas en 6ª a 110 km/h, mientras que en 5ª el régimen sube a las 3.100 rpm. Los consumos, en tanto, son contenidos, con 7,8 l/100 km en modo normal y 6,8 l/100 km si utilizamos la mencionada función Eco-Mode.


Al pasar a llevar ahora la etiqueta "SUV", muchos asumirán que el Grand Captur permite algunas incursiones off-road. Pero la realidad es que no puede estar más alejado de ese ambiente. Sigue siendo un producto de corte urbano y tanto desde su chasis como los neumáticos elegidos, dejará realizar algunos trayectos por caminos de tierra pero nada muy extremo.

Como era de esperarse, las capacidades son mejores que las del Captur europeo, pero más limitadas que las de un Duster 2WD y ni que hablar que un 4WD, que desde siempre sigue siendo la opción económica por default para llevarse un SUV chico con características off-road reales. Ya para cerrar este apartado, voy con algunas cifras del Grand Captur como sus ángulos de ataque y salida, que son de 23º y 21º respectivamente.


Equipamiento

La variante evaluada es la más accesible de la gama. Este nivel Zen ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), faro antiniebla trasero, aire acondicionado manual, asiento del conductor regulable en altura, respaldos traseros rebatibles 60:40, botón de encendido/apagado "Keyless Start", volante multifunción en cuero regulable en altura, tapizados en tela, espejos exteriores color negro brillante, luces dirunas LED, computadora de a bordo, control de velocidad crucero y limitador de velocidad, dirección hidráulica, espejos retrovisores exteriores rebatibles eléctricamente, indicador de cambio de marcha (GSI), sensores de estacionamiento traseros, tarjeta llave "Smart Card" con arranque y cierre de puertas con manos libres, global closing de cristales y encendido de luces remoto, sistema multimedia MediaNav con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/USB/Aux-In/iPod/Bluetooth/GPS, audio streaming, sistemas Eco Coaching y Eco Scoring, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección, sistema Eco-Mode, y llantas de aleación de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/60 R17.

Se trata de una dotación más que correcta para el primer escalón, aunque cuenta con algunos faltantes menores como un volante regulable en profundidad, por citar al más notorio. Por encima está el Intense que suma o reemplaza sobre el listado anterior: climatizador automático de una zona, apoyabrazos delantero del lado del conductor, cámara de retroceso, tapizados en cuero, carrocería bi-tono (Marfil/Negro Nacré; Naranja Ocre/Marfil; Rojo Fuego/Negro Nacré; Gris Acero/Negro Nacré; Gris Estrella/Negro Nacré; y Negro Nacré/Marfil), espejos exteriores en el color del techo, sensores de lluvia y luces, faros antiniebla delanteros (con función de luz de curva) y trasero, y llantas de aleación diamantadas negras de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/60 R17.


Seguridad

La dotación en este aspecto es igual para toda la gama sin importar la versión que se elija. Trae de serie: cuatro airbags (frontales delanteros y laterales cabeza/tórax), frenos ABS con distribución electrónica de frenado (EBD) y asistencia al frenado de urgencia (AFU), asistencia al arranque en pendientes (HSA), controles de estabilidad (ESP) y tracción (ASR), encendido automático de balizas (EAB), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, alarma, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas y alarma.

Si lo comparamos con la versión europea, no hay diferencias. Y eso es algo que pocas veces se puede decir de un producto regionalizado. Sólo se le podrían reclamar los airbags de cortina, pero al igual que el Captur español, el Mercosur no los ofrece ningún mercado. De todas formas es para destacar que el Grand Captur es el primer SUV chico de Renault en contar de serie con controles de tracción y estabilidad, algo que el Duster jamás ofreció en la región.


Ya que los menciono, en los Grand Captur los controles de tracción y estabilidad no se pueden desactivar bajo ninguna circunstancia, es más, ni existe la tecla para intentar hacerlo. Su funcionamiento no es para nada permisivo y actúa ante el mínimo deslizamiento. Es de los controles de estabilidad más celosos que he probado en mucho tiempo. Perfecto para corregir errores, aburrido para los más inmaduros (como quien les escribe).

Los frenos en tanto, cuentan con discos ventilados adelante y tambores atrás, un clásico en este segmento, aunque en la práctica no trabajan mal y ante reiteradas frenadas de emergencia, no mostraron síntomas de fatiga. Para siempre en línea recta, y solo inclinando la trompa un poco, producto de la altura de la carrocería, pero nada de qué asustarse. Además enciende las balizas en estas situaciones.


Para completar un buen puntaje en términos de seguridad, el Grand Captur fue evaluado por Latin NCAP en 2017 con unos resultados bastante alentadores. Consiguió cuatro estrellas para la protección de adultos y tres en la de niños. En su informe se destaca que la protección ofrecida a la cabeza y el cuello del conductor y pasajero fue buena. El pecho del conductor recibió protección marginal y buena para el pecho del del pasajero. Ambas rodillas tanto del conductor como del pasajero recibieron buena protección sin ser alcanzadas por estructuras peligrosas.

Las tibias del conductor recibieron protección adecuada y las tibias del pasajero recibieron buena protección. La zona del área de los pies fue considerada como estable y tuvo insignificante deformación. La estructura del habitáculo fue considerada como estable.  En el impacto lateral, en tanto, el airbag lateral de la cabeza-tórax ofreció protección buena para la cabeza, abdomen y pelvis y ofreció protección adecuada para el tórax. El ESC fue probado y su desempeño cumple los requerimientos regulatorios de Latin NCAP.


Pasando a la protección para pasajeros infantiles, el Sistema de Retención Infantil (SRI) del niño de 3 años fue incapaz de evitar movimientos hacia adelante durante el impacto frontal apenas más allá del límite permitido. El dummy de 18 meses Q1.5 fue instalado mirando hacia atrás utilizando los cinturones de seguridad y su protección fue buena en el impacto frontal. Impacto lateral: Los dos dummies de niños fueron bien protegidos en el impacto lateral.

La mayoría de los SRI evaluados pasaron la instalación. La señalización y las instrucciones en el vehículo en relación al uso del SRI y de los anclajes ISOFIX eran claros y precisos, el switch para desactivar el airbag del pasajero tiene instrucciones claras y apropiadas. Captur ofrece cinturones de tres puntas en todas las plazas como estándar y todos cumplen los estándares internacionales. Asimismo ofrece anclajes ISOFIX con TopTether en las dos plazas traseras laterales.


Precio, garantía y competidores

La versión probada, como decía al comienzo de esta nota, es la Zen 2.0 M/T, que se comercializa a U$S 28.990. El resto de la gama se conforma con los Zen 2.0 A/T (U$S 29.990), y Grand Captur Intense 2.0 A/T (U$S 32.790). La garantía también es muy buena, con 3 años o 100.000 kilómetros, algo que ya es extensivo a toda la gama Renault y que ahora puede ampliarse a 5 años o 120.000 km a un costo extra de U$S 490 o U$S 340 si optan por 4 años o 120.000 km.

Son valores muy lógicos para el producto y el segmento donde participa este SUV. A su vez, se despegan de los números de su hermano más espartano, el Duster, así que tampoco se da un caso de canibalización entre ambos modelos. De todas formas entre ellos comparten algunos rivales en común y a continuación veremos cuáles son los de esta variante Zen 2.0 M/T.


Si tomamos en cuenta solo que es el nivel más accesible de la gama, la competencia de este Grand Captur es: Chevrolet Tracker 1.8 LTZ FWD M/T (U$S 30.790), Ford EcoSport Freestyle 1.6 2WD (U$S 25.990), Haval H2 Elite 1.5 T M/T (U$S 26.490), Hyundai Creta 1.6 Premium M/T (U$S 31.990, sin aumento por Tasa Consular aún), Jeep Renegade Sport 1.8 M/T (U$S 30.990), Nissan Kicks 1.6 Sense M/T (U$S 27.390), Nissan Kicks 1.6 Advance M/T (U$S 27.990), Peugeot 2008 1.6 VTi Féline BVM (U$S 25.990, sin aumento por Tasa Consular aún) y Suzuki Vitara 1.6 GL M/T 2WD (U$S 28.990, sin aumento por Tasa Consular aún).

Como vemos, Renault logró un buen equilibrio entre equipamientos de confort, seguridad, mecánica y precio en comparación a varios de sus competidores. A su vez, si tomamos en cuenta que no existen muchas diferencias en relación al modelo que reemplaza el Grand Captur y a su vez sus valores de venta al público son más accesibles, el balance de esta sección es bastante positivo.


Conclusión

En el momento que supe que este Grand Captur reemplazaría al Captur en nuestro mercado tuve una sensación de decepción. Aquel crossover me había parecido un producto lógico y de calidad y al pasar de un origen europeo a uno Mercosur, era normal y lógico esperar que estaríamos ante un modelo de menor calidad aunque con precios más competitivos.

La realidad, como suele pasar cuando basamos razonamientos en prejuicios, me demostró lo equivocado que estaba. O al menos en parte. Grand Captur representa un retroceso en términos de tecnología mecánica en comparación al Captur. Acá no corre el downsizing, los turbos, ni las transmisiones automáticas con doble embrague, sino que en su lugar aparece un motor 2.0 atmosférico con más de 15 años en el mercado y una también jurásica caja automática de cuatro marchas o en el mejor de los casos, una (correcta) manual de sexta.


Tampoco está presente la modularidad que ofrecía el producto europeo, con un asiento trasero corredizo, un baúl de doble fondo o el simpático cajón-guantera. Ni tampoco hay un moderno sistema R-Link para la pantalla multimedia, y en su lugar está el ya avejentado pero confiable y noble MediaNav. Es decir, todo puede parecer en los papeles como un paso hacia atrás y también un festín para los trolls que comentan en los foros de Internet.

Sin embargo no es hasta no conocer en profundidad al Grand Captur para empezar a descubrir algunas bondades que aquel crossover tenía en la hoja de los "debe". Hay mayor espacio interior, más capacidad de baúl, un comportamiento dinámico más acostumbrado a nuestras calles y rutas que a las que utilizan en el viejo continente, y todo esto sin resignar una buena relación precio/producto, una dotación de confort lógica y la misma en materia de seguridad que el modelo producido en España.


Es decir, Grand Captur más que un reemplazo es un producto diferente al Captur. Es cierto, es inevitable pensar en aquel modelo así como también trazar todo el tiempo comparaciones directas. Pero la concepción de ambos está muy alejada una de la otra y más allá de las semejanzas que se pueden encontrar en términos de estilo, en todo lo otro son dos mundos aparte.

Ahora con una oferta de SUVs doble, compuesta por Duster (en la parte accesible del segmento) y Grand Captur (en la de más arriba), Renault puede tirarse de lleno a uno de los sectores del mercado regional más disputado y del que nadie quiere quedarse afuera por la rentabilidad que representa así como también por los volúmenes que maneja. Y este producto tiene varios argumentos a favor para pasar a ser uno de los protagonistas principales, siempre y cuando podamos asumir que ahora juega de local y no de visitante, aunque conservó muchas virtudes intactas del modelo que sustituyó.



A favor
  • Capacidad de baúl
  • Confort de marcha
  • Diseño
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía extensible
  • Habitabilidad general
  • Relación precio/producto/equipamiento
  • Seguridad estructural
  • Transmisión de seis relaciones

    En contra
    • Capacidades off-road limitadas
    • Falta de airbags de cortina
    • Opción mecánica reducida a una variante
    • Neumático de auxilio externo y de diferente medida




    FICHA TÉCNICA

    MOTORIZACIÓN
    Cilindrada (cc) 1.998
    Número de cilindros: 4
    Número de válvulas: 16
    Relación de compresión: 10,0:1
    Diámetro x carrera (mm): 82,7 x 93,0
    Inyección: indirecta multipunto secuencial
    Potencia máxima (cv/rpm) 143/5.750
    Torque máximo (Nm/rpm) 193/4.000
    TRANSMISIÓN
    Caja de velocidades manual de seis relaciones
    Tracción delantera
    DIRECCIÓN
    De piñón y cremallera con asistencia hidráulica
    FRENOS
    Delanteros: de discos ventilados
    Traseros: de tambores
    EJES - SUSPENSIÓN
    Delantera: pseudo McPherson, con triángulo inferior y barra antirrolido
    Trasera: eje semirrígido con barra antirrolido
    NEUMÁTICOS
    Dimensiones: 215/60 R17
    Rueda auxiliar: 215/65 R16
    PRESTACIONES
    Velocidad máxima (km/h) 186
    Aceleración 0/100 km/h (s) 10,3
    Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
    DIMENSIONES / PESO
    Capacidad del baúl (l) 437/1.200
    Peso en vacío (kg) N/D
    Peso en orden de marcha (kg) 1.320
    Largo total (mm) 4.330
    Ancho total (mm) 1.810
    Alto total (mm) 1.610
    Distancia entre ejes (mm) 2.670
    Capacidad del tanque de combustible (l) 50
    Despeje al suelo (mm): 212
    Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 23 - Ángulo ventral: N/D - Ángulo de salida: 21

    Galería: Renault Grand Captur Zen 2.0 M/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).

    EQUIPAMIENTO:

    EXTERIOR
    Espejos exteriores color negro brillante
    Faro antiniebla trasero
    Llantas de aleación de 17 pulgadas
    Luces diurnas LED
    SEGURIDAD
    Airbags frontales delanteros
    Airbags laterales delanteros de cabeza-tórax
    Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
    Asistente de arranque en pendientes (HSA)
    Asistencia al frenado de urgencia (AFU)
    Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
    Control electrónico de estabilidad (ESC)
    Control electrónico de tracción (ASR)
    Distribución electrónica del frenado (EBD)
    Encendido automático de balizas (EAB)
    Frenos ABS
    CONFORT
    Aire acondicionado
    Alarma
    Apertura interna del depósito de combustible
    Arranque y cierre de puertas con manos libres
    Asiento del conductor regulable en altura
    Botón de encendido/apagado "Keyless Start"
    Cierre centralizado con mando a distancia
    Computadora de a bordo
    Control de velocidad crucero y limitador de velocidad
    Dirección asistida hidráulicamente
    Espejos retrovisores plegables eléctricamente con luz de giro incorporada
    Gear Shift Indicator (GSI)
    Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema de "un toque"
    Respaldo trasero rebatible 60:40
    Sensores de estacionamiento traseros
    Sistema multimedia MediaNav 2.0 con AM/FM/USB/iPod/Bluetooth/Aux-In/GPS, sistemas Eco Coaching y Eco Monitoring con comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección
    Tarjeta llave "Smart Card" con arranque y cierre de puertas con manos libres, global closing de cristales y encendido de luces remoto
    Sistema Eco-Mode
    Tapizados en tela
    Volante en cuero regulable en altura con comandos de regulador y limitador de velocidad

    PRECIO Y GARANTÍA:

    U$S 28.990. Garantía 3 años o 100.000 km (extensible a 5 años o 120.000 km)

    COMERCIALIZA:


    Santa Rosa Motors. Cerro Largo 888. Tel. 29020519. Web: www.renaulturuguay.com.uy