Prueba: Kia Carens EX 2.0 A/T

jueves, 27 de julio de 2017



Probamos a la tercera generación del Kia Carens en su variante EX 2.0 con transmisión automática de seis relaciones.
Durante tres días y por más de 470 kilómetros evaluamos a la tercera generación del Kia Carens en su única variante disponible en el mercado local, equipada con el conocido motor 2.0 litros de 152 cv junto a una transmisión automática con modo secuencial de seis relaciones. Más, a continuación.

La historia del Carens (o Rondo, dependiendo del mercado) arranca en el 1999. La primera generación (llamada internamente RS) se comercializaba con motores de cuatro cilindros de 1.8 y 2.0 con transmisiones manuales de cinco velocidades o automática de cuatro. Tuvo una sola actualización menor a nivel estético en el 2002 y cuatro años más tarde llegó su reemplazante.

La segunda generación (UN) apareció en 2006 y a diferencia de la primera, nunca se llegó a comercializar en Uruguay, aunque entraron algunas unidades importadas de forma particular. Este Carens fue vendido con varias configuraciones de mecánicas a lo largo del mundo, incluyendo motorizaciones que pertenecen a la gama del Sorento como los 2.4 cuatro cilindros y 2.7 V6 nafteros. En el año 2010, en algunos mercados, el Carens/Rondo recibió una actualización estética.


La tercera generación, que por el momento es la actual, se denomina internamente como RP. Este MPV fue presentado a nivel global en el Salón de París 2012 y ahora llegó a Uruguay en junio de este año importado desde la planta de Gwangju, en Corea del Sur, con un solo nivel de equipamiento (EX), con una transmisión automática de seis relaciones y un solo motor, el 2.0 Nu MPI con 152 cv de potencia. Cuenta con siete plazas distribuidas en formato 2+3+2.

La única versión comercializada en el mercado local se vende a un precio de U$S 43.990 y cuenta con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros al igual que el resto de la gama Kia (ver lanzamiento). Para conocerlo a fondo es que entró al garage de Autoblog para ser evaluado por más de 470 kilómetros. Y el resultado de eso, se transcribe a continuación.


Exterior

Dejando de lado a la primera generación, que no era lo que se dice "bonita", desde el segundo capítulo de la historia del Kia Carens este monovolumen surcoreano cambió mucho y mejoró bastante en su estilo. Y ahora con la tercera generación, ese concepto no solo se refuerza más, sino que además evolucionó para ser uno de los productos de corte familiar más atractivo del mercado. Tanto que lo hizo ganador del Red Dot Design Award en el año 2013 (ver).

Nacido bajo el lápiz de Peter Schreyer, jefe de diseño de Kia y Hyundai, este Carens es un producto elegante y sobrio en su estilo, pero sin perder una carrocería pensada desde adentro hacia afuera. Conserva el family feeling de la marca, otorgado en gran parte por la enorme y clásica parrilla "Tiger Nose" al frente que va junto a los grupos ópticos delanteros. En esta versión EX tiene luces diurnas LED, faros secundarios con función de luz de curva y faros antiniebla delanteros.


Visto desde el lateral se lo percibe robusto y con más chapa que superficie vidriada. De todas formas conserva un estilo muy depurado y casi que alemán por el reparto de líneas, pero conservando las proporciones de un monovolumen clásico, como por ejemplo, teniendo la cuarta ventanilla delantera en forma de triángulo que ayuda tanto a la visibilidad. 

En el techo lleva barras longitudinales metálicas en un color gris satinado. En relación a las llantas de aleación son de diez radios dobles, "llenan" bien los pasarruedas y son de 17 pulgadas. En la unidad probada van montadas sobre neumáticos Hankook Ventus Prime en medida 225/45 R17.


En relación a la retaguardia, tal vez es el sector con menos personalidad del Carens. Lleva los grupos ópticos posteriores en posición horizontal y son bastante grandes en tamaño. Este nivel EX cuenta con sensores de estacionamiento traseros que son muy necesarios en un auto de este tamaño, sumando en comodidad a la hora de ubicarlo en un hueco sin pegarle a nada. Sin embargo, la visibilidad posterior no es tan buena, por lo que una cámara de retroceso se echa en falta.

El Carens deriva de la plataforma que usan los Kia Cerato, Soul y Sportage, así como también sus hermanos de Hyundai, Elantra, i30 y Tucson, que ambas marcas denominan de forma interna como J5. Pertenece al segmento C (compactos) y mide 4.525 mm de largo, 1.805 mm de ancho y 1.610 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.750.


Interior

El habitáculo del Carens, como buen producto pensado para el uso familiar, está lleno de soluciones prácticas. La primera es el tapizado de los asientos. Si bien muchos podrán reclamarle por el precio de lista que tenga tapicería de cuero, este monovolumen tiene una tela llamada "Clean Tex" que repele las suciedades y que será la bendición de los padres de aquellos hijos que comen adentro del auto, por ejemplo.

En relación a la calidad, cuenta con plásticos de inyectado blando en toda la parte superior e inferior de la consola y en las contrapuertas delanteras, mientras que los pocos rígidos que hay se sienten duraderos. Las puertas cierran con la solidez de la de una bóveda bancaria. A su vez, todas las teclas y perillas tienen un sonido y tacto muy alemán. Diez puntos todo y que sigue con el patrón de terminaciones ya conocido de los productos de la marca surcoreana desde hace ya varios años.


Sentarse al volante es una tarea sencilla gracias a las múltiples posibilidades de ajuste que tiene el Carens. La butaca puede ir muy alta si se desea, pero en la posición más baja permite lograr una postura más cercana a la de una berlina compacta. Es una de las tantas ventajas que algunos podrán encontrar en este tipo de productos en comparación con los populares SUVs, que tienen en su mayoría posiciones elevadas siempre.

La columna de dirección se puede ajustar tanto en altura como telescópicamente y la butaca del conductor cuenta con regulaciones manuales. Por el precio debería tener alguna eléctrica o al menos un ajuste lumbar. De todas formas las butacas delanteras son comodísimas para viajes largos o para pasar horas escuchando en un embotellamiento "¿falta mucho para llegar?" sin que te genere stress. A su vez, también si los pasajeros pequeños van muy callados, se los puede vigilar con un espejo convexo que permite ver a las plazas posteriores.


En tiempos de tableros digitales y pantallas que asesinan relojes de agujas, Kia decidió apostar para el instrumental del Carens por cuatro medidores analógicos (tacómetro, velocímetro, cantidad de combustible y temperatura del líquido refrigerante) con un display LCD de 3,5" en el centro para las informaciones de la computadora de a bordo. La lectura es clara en todos los casos y de noche no molesta al manejar. Perfecto.

Pasando a la consola central, si bien muchos le reclamarán por el precio una central multimedia con pantalla táctil (el consumidor promedio pide más eso que ESC, parece increíble), la realidad es que la radio con AM/FM/CD/MP3/Aux-In/USB/iPod/Bluetooth que trae el Carens cumple más que bien. Además tiene una memoria interna de 563 MB para copiarle música al equipo y así poder dejar la entrada USB libre por ejemplo, para cargar un smartphone.


Más abajo están los mandos del climatizador automático que no solo es de dos zonas, sino que también cuenta con salidas de aire para los pasajeros de la segunda fila de asientos. Otro punto a destacar del habitáculo del Carens es la cantidad de portaobjetos o huecos para llevar cosas guardadas ya sea para los que van en la primera, segunda o tercera fila de asientos. En la segunda, además, hay mesas tipo avión que salen de los respaldos delanteros con su respectivo posavasos.

Lo otro que también hay en abundancia es lugar para llevar pasajeros en esa fila de asientos. La habitabilidad hasta para tres adultos es excelente en todas las dimensiones, ya que sobra a lo ancho, largo y alto, mientras que el piso, al ser plano, permite acomodar los pies sin problemas. Como si esto no fuera poco, el acceso a las plazas posteriores centrales también es muy fácil, ya que las puertas traseras son bastante grandes y además abren casi a 90º. Ideal para maniobrar con sillas de bebé, por ejemplo, ya que esta fila de asientos tiene anclajes (ISOFIX y TopTether) para colocarlas.


Otro punto a destacar de la segunda fila de asientos es que puede deslizarse en partes asimétricas (60:40) por si precisamos más espacio para la tercera o también si necesitamos más espacio de cargas, mientras que los respaldos se pueden reclinarse unos grados en proporción 60:40 para esas siestas que se echan los más pequeños (y algunos más grandes también) cuando se aburren de viajar.

El único incoveniente de esas plazas es que el cinturón central es de dos puntas, cuando por el precio debería ser de tres e inercial. Después cuenta con apoyacabezas por tres y dos cinturones inerciales en los asientos de los laterales. La tercera fila, en tanto, tiene un acceso bastante complejo, ya que solo se puede hacer deslizando el asiento central del lado derecho (el de la vereda) y bajando el respaldo. No es la solución más ideal para pasar hacia atrás, aunque aquí irán en su gran mayoría, adolescentes.


Los dos asientos plegables de la tercera fila son bastante justos en todas las direcciones si tenemos que llevar adultos allí. Para aquellos que midan más de 1,70 m será un problema grave la altura de la cabeza al techo, que es casi nula y el ancho también. Por eso quedan reservadas como plazas eventuales para dos personas de menos de 1,70 m de alto.

El baúl, en tanto, tiene unos magros 103 litros con las siete plazas en uso, ampliables hasta unos más generosos 492 l con la segunda fila de asientos rebatida 50:50 o a unos enormes 1.650 l rebatiendo las dos filas traseras, con la central que tiene un respaldo 60:40. A su vez, el respaldo del asiento del acompañante se rebate para poder llevar objetos largos como tablas de surf o bicicletas.


Como buen monovolumen, el Carens permite una gran flexibilidad de uso pudiendo modular pasajeros y carga en gran medida si jugamos con las diferentes combinaciones de asientos en uso o plegados. Además, en el caso de tener que rebatir todos los asientos, menos el del conductor, nos quedaremos con un pequeño furgón de piso plano. Muy práctico.

Lo que ya no es tan práctico como producto de todo esto, es que no quedó lugar para colocar el auxilio por dentro del habitáculo. Va por fuera y por debajo del piso del baúl. Además es un Maxxis T125/80 D16, es decir, del tipo temporario, para compensar con un perfil 80 y 125 mm de pisada a tres neumáticos 225/45 R17 en caso de romper uno.


Motor y transmisión

A6MF1 es el código que Kia Motors utiliza para denominar al impulsor perteneciente a la familia de mecánicas Nu. Con 1.999 cc de cilindrada, 16 válvulas, inyección multipunto, y distribución variable D-CVVT, este dos litros es capaz de erogar 159 cv de potencia a las 6.500 rpm. El par máximo es de 192 Nm a las 4.000 vueltas. Va asociado a una transmisión automática con modo secuencial de seis relaciones.

No es un combo mecánico nuevo dentro del universo Kia-Hyundai, ya que los usuarios de Tucson y Sportage lo conocen bien. Tiene un comportamiento correcto para las intenciones de un usuario de Carens promedio, es decir, un uso más que nada familiar y sereno. Es cierto que en otras regiones este producto utiliza mecánicas más modernas como un 2.0 GDI de 166 cv, pero antes de que lo pregunten, no existe en ninguna región un Carens con una motorización naftera turboalimentada.


Es silencioso y progresivo, con una respuesta más acorde a sus 152 cv por encima de las 3.000 rpm, y mil vueltas más donde se siente más a gusto, ya que más abajo presenta una respuesta bastante más aletargada. La transmisión automática es una clásica con convertidor de par y se destaca por su suavidad a la hora de pasar marchas. Permite pasar o bajar cambios desde el selector con el modo secuencial, pero una vez que alcancemos el régimen máximo, tomará las riendas por su cuenta.

A su vez el Carens cuenta con una tecla llamada "Active ECO" que justamente, permite elegir un modo de conducción más económico, ayuda a mejorar los consumos haciendo que el pedal del acelerador tenga un accionar más "adormecido" incluso pisándolo a fondo, que las marchas pasen a unas tranquilas 2.000 vueltas, y limitando la potencia del sistema de aire acondicionado.


Kia declara para este combo mecánico una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos y una velocidad final de 194 km/h. En materia de consumos, en tanto, en ciudad homologa 10,0 litros cada 100 km, en ruta 6,1 l/100 km, mientras que en el ciclo mixto logra unos 7,7 litros cada 100 km.

En la unidad de pruebas logré unos números normales para este peso y potencia, algo elevados en ciudad, pero no muy alejados de lo que declara fábrica. En ese ámbito el mejor registro fue de 10,1 l/100 km, mientras que en ruta y combinado las cifras fueron 6,6 y 8,3 l/100 km respectivamente. El depósito de combustible tiene 62 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.464 kg.


Comportamiento dinámico

Al ser un producto pensado para un uso familiar, el Carens tiene como carta principal de presentación al confort de marcha. Incluso llevando esas llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil 45 se lo percibe cómodo en líneas generales, solo pasando factura ante pozos grandes o cortes pronunciados de la calzada.

Sin llegar a ser calificadas de "duras", las suspensiones tienden hacia lo firme en comparación con otros rivales de segmento. Kia buscó darle un equilibrio justo entre dinámica y confort que personalmente creo que se consigue satisfactoriamente. En la ciudad es un producto fácil de llevar gracias a la correcta asistencia de la dirección y un despeje que si bien no es de los más generosos, durante la prueba jamás tocó abajo.


La mecánica va bien en ciudad y se destaca especialmente el trabajo de insonorización que tiene el Carens no solo a nivel del impulsor (recién se lo oye por encima de las 5.000 vueltas), también en lo que respecta a vientos y rodamiento de los neumáticos. Los burletes también son de primer nivel no dejando que se filtre agua ni tierra al interior.

Usando el modo "Active ECO" se tendrá una respuesta más calmada, pero por instinto pisaremos más a fondo el acelerador. Los consumos no varían tanto si desconectamos esta función, por lo que es mejor aprovecharlo cuando hacemos varios kilómetros a velocidad constante en la ruta. Para la ciudad, el 2.0 junto con la caja de sexta trabaja a apenas 1.750 vueltas en D6 a unos 70 km/h.


Kia ofrece la dirección de dureza variable Flex-Steer. Muchos dirán que esto no es nuevo, ya que varios modelos llevan un sistema eléctrico variable para la dirección. Sin embargo en este caso tenemos una tecla en el volante que nos permite regular eso a nuestro gusto, entre tres grados de asistencia, Comfort, Normal, y Sport. Y para ser honesto, no lo encontré muy útil, y paso a explicar por qué.

Probé los tres modos con el Carens en movimiento, y entre los modos Comfort y Normal es como elegir entre un agua mineral con gas y la "levemente gasificada". Ya el Sport da un tacto algo más directo, pero sigue siendo casi igual que las otras dos opciones. Donde sí se nota una gran diferencia es a la hora de estacionar, ya que con el modo Comfort se ablanda tanto la dirección, que puede girarse el volante con el meñique, y no lo digo en sentido figurado, sino literal.


Si queremos salir a la ruta encontraremos un producto ideal para viajar horas sentado al volante. Ya sé que lo dije unas mil veces en esta nota, pero es un vehículo que apela a la comodidad de manejo. Se presenta muy estable ante los vientos laterales y en curvas cerradas inclina la carrocería solo lo justo, evitando los rolidos excesivos. La dirección no es tan directa ni rápida, pero hace bien su trabajo de todas formas.

La mecánica acompaña a ese uso rutero especialmente si la dejamos trabajar con la caja y el control de velocidad crucero. Fijando unos 110 km/h constantes el Carens viaja con el 2.0 girando a unas 2.400 rpm y logrando unos consumos bastante contenidos para el peso y tamaño de la carrocería, en el entorno de los 6,6-6,5 litros cada 100 km.


Equipamiento

El Carens se vende en una sola versión denominada EX, que trae de serie: climatizador automático bi-zona con salidas para las plazas traseras, pack eléctrico (cuatro levantavidrios eléctricos, espejos y bloqueo), espejos retrovisores exteriores calefaccionados y plegables eléctricamente, espejo retrovisor interno convexo para plazas traseras, computadora de a bordo, dirección asistida eléctricamente, segunda fila de asientos 60:40 corrediza y rebatible, tercera fila de asientos rebatible 50:50, radio AM/FM/CD/MP3/Aux-In/USB/iPod/Bluetooth con memoria interna de 563 MB, apertura interna del depósito de combustible, encendido automático de luces, sensor de lluvia, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, control de velocidad crucero y limitador de velocidad, función Active ECO, asiento del conductor regulable en altura, asiento del pasajero plegable, mesas tipo avión en la segunda fila de asientos, cristales traseros oscurecidos, portaobjetos en el piso de la segunda fila de asientos, tapizados en tela "Clean Tex" anti-suciedad, luces diurnas LED, faros secundarios con función de luz de curva, faros antiniebla delanteros, barras de techo longitudinales, asistencia de la dirección Flex Steer (Normal/Comfort/Sport), sensores de estacionamiento traseros y llantas de aleación de 17 pulgadas sobre neumáticos 225/45 R17.


Si bien la dotación es muy abundante, quedan algunos elementos que bien podrían aparecer en un vehículo de casi 44 mil dólares. Por ejemplo, no hay llave con acceso manos libres, cámara de retroceso, espejo interno con anti-encandilamiento automático, techo solar, faros antiniebla traseros, y no existe la posibilidad de tener un navegador integrado en la pantalla multimedia, como sí ofrecen algunos productos de siete plazas de segmentos inferiores.


Seguridad

El Carens EX trae de serie en materia de seguridad: seis airbags (incluyendo de cortina para las tres filas de asientos), frenos ABS+EBD, seis cinturones inerciales de tres puntas y central trasero de la segunda fila de dos, siete apoyacabezas, además de anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles y frenos de discos ventilados en el eje delantero y de discos sólidos en el trasero.

Si alguno de ustedes está preguntando por qué no puse que tiene controles de tracción y estabilidad, no es un error de tipeo, no trae. Es un faltante inconcebible en un producto de este precio, así como tampoco ofrecer el cinturón inercial de tres puntas para la segunda fila de asientos, habiendo modelos que valen un tercio que este Carens y que sí los tienen a ambos. 


Desde Kia Motors Uruguay dicen que en lo que respecta el ESP para nuestra región en esta versión EX del Carens viene acompañado de otra serie de equipamientos que harían que el precio de ese nivel de acceso sea todavía más elevado, dejándolo fuera de mercado. De todas formas se comprometieron para que en 2018 van equipar de serie a gran parte de la gama con los controles de tracción y estabilidad. Ojalá puedan cumplirlo en ese momento o antes.

Pasando a los frenos, en tanto, el comportamiento es correcto, deteniendo siempre al Carens en línea recta y manifestando poca fatiga ante reiteradas frenadas de emergencia, aunque inclinando bastante la trompa en las desaceleraciones. El ABS, por su parte, interviene de forma algo prematura, pero nada de que asuste más allá del ruido habitual que hace este sistema cuando entra en acción. Es decir, en términos generales frena bien y dentro de lo esperado para un producto de este segmento.


Precio, garantía y competidores

El Carens se vende en nuestro país con una sola versión llamada EX a un precio de U$S 43.990 y con una garantía de 3 años o 100.000 km, es decir, la misma que para el resto de la familia Kia. En relación a la competencia directa, al igual que todo este segmento de monovolúmenes compactos, la oferta es bastante reducida.

Habiendo desaparecido hace años modelos como los Mitsubishi Space Wagon y más acá en el tiempo los Peugeot 5008 (cuando era un MPV, no ahora que es un SUV de siete pasajeros) o Chevrolet Zafira, el único que sostiene la bandera de este segmento junto al Carens es el Citroën Grand C4 Picasso Intensive 1.6 THP BVA6 (U$S 51.900).


Es cierto que existen otras opciones más accesibles con siete plazas como son los Chevrolet Spin o Suzuki Ertiga por citar dos ejemplos, pero que cuestan bastante menos que el producto evaluado, así como también por encima del Carens están otros como el popular Dodge Journey, que ni siquiera es un MPV, sino un crossover que a su vez, pertenece a un segmento superior al del Kia, el D.

Hoy buscar este tipo de productos es una tarea bastante compleja para el consumidor porque la oferta por debajo de los 50 mil dólares no es para nada variada. De todas formas hace unos meses atrás, Autoblog realizó un relevamiento de vehículos para siete pasajeros y la lista completa puede verse acá (ver informe).


Conclusión
Kia Motors Uruguay decidió hacer una jugada muy interesante con el Carens. Hoy son, junto a Citroën, las únicas dos marcas locales apostando por este segmento de los monovolúmenes compactos. Es cierto que no hay muchas familias que tengan que llevar a cinco hijos, pero que las hay, las hay, según me contaron.

Por otra parte, con el furor de los famosos carpooling de los colegios, es sabido que algunas familias con apenas dos hijos suelen comprar este tipo de productos para hacer la ida y vuelta del centro educativo de sus niños con los amiguitos. Y un producto que permita elegir dejar entre siete y cinco plazas utilizables, suena como una opción razonable en esos casos.


A la espera de la actualización de mecánicas y diseño del Grand C4 Picasso de Citroën, hoy el Carens es la opción más nueva dentro de este segmento y con un paquete bastante bueno de calidad, confort de marcha, equipamientos de confort y también en diseño, algo que es muy complicado de encontrar en productos que se piensan con el interior como principal punto a desarrollar.

Si bien para el corto plazo Kia Motors Uruguay no está pensando en productos más pequeños por debajo del Carens, como sería un Venga, sí están evaluando comercializar una versión de once pasajeros del Grand Carnival, para complementar la oferta actual del Grand Carnival que lleva ocho (ver lanzamiento). Es decir, la marca surcoreana hoy con ese modelo sería la que ofrece más productos para siete o más pasajeros en el mercado local.


Carens entra en el medio de esa oferta y hoy es sin dudas la única opción real por debajo de 50 mil dólares para llevarse un producto de segmento C para siete pasajeros, ya que el modelo de Citroën está en un impasse hasta que entre la actualización mencionada. 

Es cierto, la falta de controles de estabilidad y tracción empaña bastante a lo que es un producto muy bueno en otros aspectos y es imperioso que ese problema se solucione en el corto plazo. Pero en un mercado donde los sport utilities son la gallina de los huevos de oro, el Carens tiene un trabajo doble para posicionarse en el mercado. Tal y como pasa con las familias numerosas que para mantenerse deben de trabajar mucho más que las que tienen menos hijos.



A favor
  • Calidad de fabricación y materiales
  • Confort de marcha
  • Diseño
  • Equipamiento de confort
  • Habitabilidad para cinco adultos
  • Modularidad general
  • Garantía

    En contra
    • Acceso y habitabilidad en la 3º fila
    • Capacidad del baúl detrás de la 3º fila
    • Falta de cinturón inercial central en 2º fila
    • Sin controles de tracción ni estabilidad
    • Neumático de auxilio temporario




    FICHA TÉCNICA

    MOTORIZACIÓN
    Cilindrada (cc) 1.999
    Número de cilindros: 4
    Número de válvulas: 16
    Relación de compresión: 12,5:1
    Diámetro x carrera (mm): 81 x 97
    Inyección: indirecta multipunto secuencial
    Potencia máxima (cv/rpm) 152/6.500
    Torque máximo (Nm/rpm) 194/4.800
    TRANSMISIÓN
    Caja de velocidades automática secuencial de seis velocidades
    Tracción delantera
    DIRECCIÓN
    De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable (EPS)
    FRENOS
    Delanteros: de discos ventilados
    Traseros: de discos sólidos
    EJES - SUSPENSIÓN
    Delantera: independiente tipo McPherson con trapecio inferior y barra estabilizadora
    Trasera: independiente con brazo longitudinal y tirante transversal doble
    NEUMÁTICOS
    Dimensiones: 225/45 R17
    Rueda auxiliar: T125/80 D16
    PRESTACIONES
    Velocidad máxima (km/h) 194
    Aceleración 0/100 km/h (s) 11,2
    Consumo (l/100km) Urbano: 10,0 - Carretera: 6,1 - Mixto: 7,7
    DIMENSIONES / PESO
    Capacidad del baúl (l) 103/492/1.455
    Peso en vacío (kg) N/D
    Peso en orden de marcha (kg) 1.650
    Largo total (mm) 4.525
    Ancho total (mm) 1.805
    Alto total (mm) 1.610
    Distancia entre ejes (mm) 2.750
    Capacidad del tanque de combustible (l) 58

    Galería: Kia Carens EX 2.0 A/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).
     

    EQUIPAMIENTO

    EXTERIOR
    Barras de techo longitudinales
    Faros antinieblas delanteros LED
    Llantas de aleación de 17 pulgadas
    Luces diurnas LED
    Faros secundarios con función de luz de curva
    Faros antiniebla delanteros
    SEGURIDAD
    Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
    Apoyacabezas delanteros y traseros (7)
    Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
    Cinturones traseros de tres puntos (6) y central abdominal de dos (1)
    Distribución electrónica del frenado (EBD)
    Frenos ABS
    CONFORT
    Apertura interna del depósito de combustible,
    Asiento del conductor con regulación en altura
    Asiento del pasajero plegable
    Asistencia de la dirección Flex Steer (Normal/Comfort/Sport)
    Cierre centralizado con mando a distancia
    Climatizador automático bi-zona con salidas de aire traseras
    Control de velocidad crucero y limitador de velocidad
    Computadora de a bordo con pantalla LCD 3,5"
    Cristales traseros oscurecidos
    Dirección asistida eléctricamente
    Encendido automático de luces
    Espejos exteriores calefaccionados con luces de giro integradas y plegado eléctrico
    Espejo retrovisor interno convexo para plazas traseras
    Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
    Mesas tipo avión en la segunda fila de asientos
    Portaobjetos en el piso de la segunda fila de asientos
    Radio AM/FM/CD/MP3/iPod/USB/Bluetooth con memoria interna de 563 MB
    Segunda fila de asientos 60:40 corrediza y rebatible
    Selector de manejo "Active ECO"
    Sensores de estacionamiento traseros
    Sensor de lluvia
    Tapizados en tela "Clean Tex" anti-suciedad
    Tercera fila de asientos rebatible 50:50
    Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad

    PRECIO Y GARANTÍA:

    U$S 43.990. Garantía: 3 años o 100.000 km

    COMERCIALIZA:

    Kia Motors Uruguay. Rambla Baltasar Brum 3764. Tel. 22057029. Web: www.kia.com.uy