Probamos a la Ford Ranger: en el campo de batalla

lunes, 26 de septiembre de 2016



Evaluamos a la Ford Ranger y en apenas unos días más podrán leer el resultado de la prueba que le realizamos.
Con la excusa de la renovación de la Ranger nos subimos por primera vez a la pick-up mediana de Ford. Evaluamos durante cuatro días y más de 600 kilómetros a la variante XLT con la mecánica 2.5 naftera de 166 cv. Pero antes de conocer la prueba, el ya clásico adelanto de Autoblog.

El año pasado fue el renacer de las pick-ups medianas. Con la llegada de la nueva Toyota Hilux (ver lanzamiento) el resto de su competencia comenzó a intentar ponerse al día para poder desbancar a la líder del segmento. Es una batalla que se libra cada vez que los japoneses tienen la idea de cambiar de generación.

La primera en salir al mercado nacional luego de que Toyota moviera a su caballito de batalla fue Nissan, con la completamente nueva NP300 Frontier (ver lanzamiento). Es más, fue apenas unos días antes de que la Hilux se presentara oficialmente en Mendoza, donde también estuvimos (ver apuntes del lanzamiento).


Luego pasaron por esa galería de desfile de rivales para la Hilux, Mitsubishi, con su nueva L200 (ver lanzamiento), Mazda con la renovada BT-50 (ver lanzamiento), mientras que las dos marcas norteamericanas de este grupo, se pusieron al día recién este año, con las rediseñadas Chevrolet S10 (ver lanzamiento) y Ford Ranger (ver lanzamiento). 

Para más adelante quedará el turno de los alemanes con su Volkswagen Amarok (ver nota), y la otra ofensiva "anti-Toyota" llegará de la mano de jugadores nuevos como Renault con la Alaskan (ver nota) o incluso de Mercedes-Benz en 2018 (ver nota). Es decir, nadie quiere quedarse afuera de esta guerra.


Pero si bien el ambiente se comenzó a poblar de advenedizos, Ford es una de las que (junto a Toyota, Nissan y Chevrolet) están hace más tiempo cultivando éxitos en este segmento, así como también perfeccionando el arte de hacer una buena pick-up. Sí, los ingenieros también pueden ser artistas cuando tienen que renovar a sus productos constantemente.

Ranger tiene siete generaciones en su historia, de las cuales en esta parte del planeta solo conocemos bien a las últimas tres (1993-1998-2012). Sin embargo, esta marca hace casi 70 años que se dedica a hacer vehículos utilitarios. Y eso es algo que no todos pueden salir a presumir orgullosos con un slogan tan potente como una declaración de principios: "raza fuerte".


En el caso de esta edición 2017 del modelo, las renovaciones en Ranger fueron las justas y necesarias. Se cambió el frontal, se mejoró el equipamiento de seguridad de serie, y además se realizaron una serie de retoques a nivel mecánico que no se notan a simple vista en relación a las suspensiones, por ejemplo. Pero el detalle más interesante es la garantía, que ahora es la más extensa de su categoría: 5 años o 150.000 km.

Para conocer a las otras novedades que incorpora la mediana de Ford, es que nos llevamos una para usarla durante cuatro días y más de 600 kilómetros para poder traerles el próximo viernes la evaluación completa de una de las combatientes de esta guerra que se disputa por el liderazgo en el campo