Gemelos a la obra: Renault y Opel presentan a los nuevos Traffic y Vivaro

jueves, 27 de marzo de 2014



Tanto el Renault Traffic (foto) como el Opel/Vauxhall Vivaro cambian completamente en esta nueva generación.
El mercado europeo de los furgones utilitarios tiene a dos integrantes completamente renovados. Mediante un joint-venture, Renault y Opel/Vauxhall están presentando en el viejo continente a las nuevas generaciones de los Traffic y Vivaro, que son el mismo producto, pero con estilos diferentes. Más, tras el salto.

Al igual que ya pasara con la anterior generación de los Vivaro y Traffic, nuevamente Opel/Vauxhall y Renault pusieron sus manos a la obra para crear a la nueva evolución de estos furgones utilitarios. Con un diseño completamente renovado, ambos vehículos se propondrán competir en un mercado europeo dominado por modelos como los Mercedes-Benz Sprinter, Ford Transit, Volkswagen Transporter, o por qué no también, el trío franco-italiano con Fiat Ducato, Peugeot Boxer y Citroën Jumper.

Ambos modelos cuentan con un frontal totalmente renovado que estrena grupos ópticos, paragolpes, parrilla que van a tono con lo que muestran las respectivas familias de pasajeros de cada marca, mientras que en la parte trasera no pueden ocultar su parentesco, y comparten una línea más similar entre sí.


Como es costumbre en este tipo de vehículos, las posibilidades de carrocería deben adaptarse a prácticamente cada necesidad de negocio. Es así que tanto Renault como Opel, y su filial británica Vauxhall, confirman que contarán con carrocerías furgón con dos longitudes de carrocería (5,00 o 5,40 metros) y dos alturas de techo, además de variantes Combi, cabina doble con caja, y hasta minibús. 

En el caso de Renault, además, hablan de la posibilidad de carrozar al Traffic en prácticamente el formato que busque su usuario, entregando así una combinación de 270 versiones posibles. La producción del modelo francés será en la planta de Sandouville, mientras que el modelo de Opel se producirá en la planta que Vauxhall posee en la localidad británica de Luton, desde donde saldrá con las dos insignias en su parrilla.


Sin conocer informaciones ni imágenes del interior, no queda otra opción que dirigirme hacia lo último que ambas empresas dieron a conocer a la prensa, los impulsores que llevará cada modelo. Renault habla de un propulsor gasolero 1.6 dCi, denominado bajo el código R9M, que podrá elegirse en dos variantes, una con turbo de geometría variable y otra Twin-Turbo, que declara un consumo mixto por debajo de los 6 l/100 km.

Los muchachos de General Motors en tanto, dicen tener también un impulsor completame..., esperen... ¿no me digan que es el mismo para los dos? En efecto, pero con otro nombre. 1.6 CDTI, para el de un turbo y 1.6 BiTurbo CDTI, para el que lleva dos caracoles.